15.07.2010 Marga Castillo

“Las viviendas ahora mismo no son productivas. Mientras no interioricemos esa realidad, no estaremos preparados para cambiar el sistema productivo”, ha recalcado este jueves el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la segunda jornada del debate sobre el estado de la nación.

Así se ha expresado el presidente del Ejecutivo hoy en el Congreso de los Diputados, donde se celebra la segunda jornada del debate del estado de la nación, hoy centrada en las aportaciones de los grupos minoritarios. La de ayer concluyó ayer a las 22,25 horas con la última contestación de Zapatero a los portavoces del grupo de ERC-IU-ICV.

En esta segunda jornada de réplicas a los grupos minoritarios (BNG, UPN, CC, UPyD y Nafarroa Bai), Zapatero ha vuelto a resaltar los indicadores económicos positivos que últimamente han demostrado la “solvencia” de España, como el de la ‘renta per cápita’ de 2009, que suponen para el país un colchón para afrontar las cosecuencias de la crisis económica. No obstante, ha matizado, “tenemos dos grandes temas económicos en los que enfocar nuestro programa de reformas: reducir el paro y asegurar la estabilidad del sistema financiero.

Generar empleo, es “el más grave en términos sociales, con una tasa del 20%, muy alta, inasumible, inaceptable, después e haber estado en el 8% , aunque hemos tenido tasas superiores. Las cifras de paro se disparan en relación con las de otros socios europeos, para eso está la reforma laboral y la confianza que tenemos que difundir ente los ciudadanos”, ha repetido el presidente. El segundo gran tema es la estabilidad del sistema financiero: “los intereses de la deuda han subido, están más alto, esto el algo que hay que corregir de manera tajante”.

No obstante, “hasta que no volvamos a crear empleo, no tenendremos un horizonte de perspectiva favorable en España”, ha reconocido, pero “tenemos una protección del 81% de los parados, hemos incrementado la protección por desempleo en un gran esfuerzo de cohesión social (…) Entiendo que la crisis tiene un gran impacto, pero no es comparable a lo que podría haber sido en otras épocas gracias a la riqueza económica del país”.

Eso sí, ha recalcado, tenemos que asumir que la vivienda, motor económico en los últimos años para la economía española, ya no es productiva. Mientras no interioricemos este hecho no estaremos preparados para afrontar un cambio estructural del sistema productivo que nos lleve al desarrollo, ha alertado Zapatero. “Tenemos por delante austeridad, reforms, pactos y trabajo, mucho trabajo”, ha finalizado el presidente al concluir el debate, que no se reanudará hasta el día 20 de julio.

“No hay que dejar el trabajo sucio de reformar las pensiones a los que vengan después
El programa de intervenciones de hoy ha comenzado con la del portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, que ha mostrado su oposición a la reforma de las pensiones y rechazó la idea de alargar la edad de jubilación.

Zapatero le ha replicado que aunque “no es urgente” acometer una reforma de la edad de jubilación, sí “conviene que lo hagamos ahora”, para mantener el sistema actual de pensiones y dotarle de mayor “estabilidad” ante el cambio demográfico que va a sufrir España en las próximas décadas. Zapatero se ha preguntado que “por qué vamos a dejar la tarea para más adelante si lo podemos hacer ahora”.

Según ha asegurado, el único objetivo de la reforma es “adecuar el sistema de pensiones a la evolución demográfica”, y que carece de lectura política, porque su coste actual representa el 10% del PIB, pero en las dos próximas décadas va a seguir aumentando. Ante las críticas recibidas desde BNG, Zapatero también le ha replicado que la única alternativa posible sería elevar las cotizaciones sociales que pagan las empresas en nombre de los trabajadores, pero lo descarta porque “no sería una vía inteligente”.

Zapatero insiste en que, ante el riesgo de que el sistema de pensiones deje de ser viable dentro de unas décadas, “hay que hacerlo” y no dejar “el trabajo sucio” a los que vengan después, como le había sugerido el diputado del BNG Francisco Jorquera.

A continuación, la portavoz de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha criticado la falta de propuestas tanto del Gobierno como del PP para salir de la crisis, a pesar de que los ciudadanos están pidiendo “altura de miras y más talla política” en el debate sobre el estado de la nación.

El portavoz de UPN en el Congreso, Carlos Salvador, le ha pedido al presidente que emule a la selección y sea “patriota de bandera”, que tan bien ha entendido el pueblo español, mientras que la diputada de UPyD, Rosa Díez, también ha arremetido contra el presidente del Gobierno, en este caso por promover la “corrupción política” de las instituciones al alentar, según ha dicho, el incumplimiento de la sentencia del Estatuto de Cataluña, lo que supone un hecho “sin precedentes” en ningún país democrático.

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, también ha acusado a Zapatero de llevar a cabo “una política de atajos, sin atender a los compromisos de los ciudadanos y sólo pensando en el compañero de viaje que más se acomoda a sus pretensiones para tomar el siguiente camino”.

www.expansion.com

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*