23.08.2010 Enrique Calatrava

La sociedad estatal Sepi guarda algunas joyas en la cartera, como las participaciones en Ebro, Iberia o EADS, para afrontar los tiempos de crisis.

[foto de la noticia]

Ampliar foto

Pese al intenso programa de privatizaciones abordado en España, el Estado, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), guarda aún joyas en cartera, más valiosas si cabe en tiempos de desequilibrio presupuestario en el erario público.

De acuerdo con un análisis realizado por EXPANSIÓN, el hólding público atesora participaciones industriales por un valor superior a 3.000 millones de euros, entre empresas cotizadas y no cotizadas, sin contar con las sociedades en pérdidas en las que participa actualmente. Esta cantidad sería, por ejemplo, superior al recorte previsto de la inversión en infraestructuras planteado por el Ministerio de Fomento, que asciende a 3.200 millones de euros anuales y que puede provocar despidos entre las empresas constructoras.

Activos líquidos
Los activos más líquidos que posee Sepi son las participaciones en el grupo aeronáutico europeo EADS (5,48%), Enagás (5%), Iberia (5,16%), Ebro (8,65%), y Red Eléctrica Española (20%), cuyo valor global –lejos de los máximos de los años de bonanza– asciende a 1.714 millones de euros, a cierre de la cotización bursátil del pasado viernes. En el caso del grupo eléctrico, la valoración tomada sólo tiene en cuenta la mitad de la participación de Sepi (10%), ya que la ley obliga al Gobierno a mantener un 10% del capital de REE.

Otras participaciones en empresas no cotizadas son más difíciles de valorar. Así, es complicado establecer una valoración para el constructor naval Navantia, una de las mayores empresas de la cartera de Sepi –y que tuvo unas pérdidas de explotación de 129,4 millones en 2009–, ante la ausencia de empresas comparables de similar tamaño que coticen.

Algo similar ocurre con otras cinco sociedades más (Enusa, Ensa, Defex, Cetarsa y el Hipódromo de la Zarzuela), que el grupo presidido por Enrique Martínez Robles incluye bajo el epígrafe de Empresas orientadas a mercados competitivos, en su Memoria 2009. El valor de estas compañías, tomando un múltiplo de siete veces su beneficio anual bruto de explotación (ebitda) –un valor medio en las transacciones corporativas en España en los últimos tres años–, y restando su deuda, superaría los 150 millones .

Mención aparte merecen las sociedades que Sepi considera de interés público u instrumentales de promoción y desarrollo, que serían las más difíciles de vender a manos privadas, por su carácter social. Éste es el caso de la empresa de transformaciones agrarias Tragsa, Mercasa (que agrupa las participaciones en mercados de abastos nacionales), Saeca, Agencia Efe o Infoinvest, cuyo valor conjunto –discriminando entre aquellas que están en pérdidas de las que son rentables– superaría los 500 millones de euros.

Por último, la sociedad dependiente del Gobierno está presente en RTVE (45,68% del capital), participación que valora en libros en 547,1 millones de euros, e Hispasat, entre otras. En el caso del operador de satélites, líder en el mercado de habla hispana, su participación del 7,41% se habría revalorizado hasta los 100 millones, teniendo en cuenta el múltiplo al que cotizan empresas comparables como Eutelsat.

Vacas flacas
· La intensa política de privatizaciones de empresas públicas abordada por el Partido Popular a finales de los noventa redujo la nómina de grupos participados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.

· El hólding público lideró el paso a manos privadas de empresas públicas como Tabacalera (ahora, en manos de Imperial Tobacco), Telefónica, la papelera Ence y Endesa, entre otras.

· Aún hoy, mantiene presencia en empresas cotizadas como Ebro Foods, la aerolínea Iberia, el constructor aeronáutico EADS, el suministrador Enagás y Red Eléctrica Española. En esta última, debe mantener un 10% del capital por regulación.

· Además, Sepi controla sociedades como el constructor naval Navantia, la sociedad de mercados de abastos Mercasa, el proveedor de tabaco en rama Cetarsa o el Hipódromo de la Zarzuela, entre otras.

· En el ámbito económico, se ha especulado con la posibilidad de que el Estado retome la política de venta de participaciones industriales de Sepi o de otras empresas públicas, como Loterías y Apuestas del Estado y los aeropuertos que gestiona Aena.

· Los más de 3.000 millones de euros que podrían valer las participaciones industriales residuales de Sepi equivalen a la cantidad que el Ministerio de Fomento prevé recortar del gasto de obra pública.

· El déficit público español alcanzó el 11,2% en 2009, hasta rebasar los 110.000 millones de euros, y el Gobierno se ha propuesto rebajarlo al 6% en 2011.

www.expansion.com

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*