Por Carlos Guerrero.


Durante 2008 y 2009 las refinanciaciones de deuda de empresas en España se realizaron de manera poco «ortodoxa», con simples carencias de capital e inclusos a veces de intereses. Al no poder cumplir con sus compromisos de devolución de la deuda, muchas empresas se ven obligadas a a volver a refinanciar por la inminencia de los vencimientos. Es por ello, que durante los dos próximos años continuaremos viendo refinanciaciones en España.

Las dificultades para realizar una refinanciación de deuda óptima son numerosas. Entre ellas cabe destacar las siguientes:

1) Excesivo número de bancos acreedores que dificulta ponerlos de acuerdo al disponer éstos de diferentes plazos, garantías, etc.

2) El reparto proporcional de «dinero nuevo» a aportar por los acreedores para cubrir las necesidades adicionales de liquidez.

3) Cómo encajar los nuevos vencimientos de la deuda financiera que no se pueden atender.

4) Grave deterioro financiero de la empresa a refinanciar.

Actualmente, las garantías más comunes que están solicitando las entidades bancarias en una refinanciación se pueden clasificar de la siguiente forma por orden de preferencia para los acreedores:

a) Garantía real sobre activos inmobiliarios de la empresa.

b) Aval de filiales que generen Caja.

c) Ampliación de capital o garantías personales de los administradores o socios.

d) Garantías prendarias sobre cuentas bancarias, garantías flotantes sobre facturas, prenda sobre existencias, cuentas a cobrar, devolución de impuestos, etc.

Carlos Guerrero

Abogado experto en reestructuraciones empresariales y concursal.

Contacto: guerrero@mabconsultores.com

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*