Cuando una persona física decide presentar concurso de persona física, una vez estudiada su viabilidad y los objetivos que se pretenden con el concurso,  el deudor suele preguntarme si el Juzgado admitirá su concurso o no.

La respuesta es sencilla. Los Juzgados mercantiles tienen la obligación de Declarar el concurso de acreedores de la persona física. Así lo han refrendado numerosas Audiencias Provinciales, siendo jurisprudencia pacífica entre todos los juzgados mercantiles a nivel nacional.

Posteriormente, cuando ya se ha dictado el Auto de declaración de concurso de acreedores, la administración concursal puede solicitar al Juzgado el Archivo (cierre) del concurso solamente por los siguientes motivos:

1.- Falta de activos en el concurso. Esto es, que el deudor no sea propietario de bienes y derechos alguno, requisito que difícilmente se cumplirá ya que normalmente el deudor dispone de una nómina, pensión, subsidio, etc (siempre y cuando el salario supere los mínimos inembargables, porque la cantidad que excede de ese mínimo), vehículo, vivienda en propiedad, plan de pensiones, dinero en cuenta, etc. Cualquier activo es válido para evitar el archivo.

2.- Que el deudor disponga de más de un acreedores. La relación de acreedores presentada en la demanda tiene que estar formada por más de un acreedor, (estos acreedores pueden ser de cualquier tipo, aunque recomiendo que sean acreedores no hipotecarios, para evitar el archivo del concurso).

En definitiva, el concurso de acreedores de persona física siempre se declara en los Juzgados si el mismo se ha presentado voluntariamente.

Carlos Guerrero.

Abogado- socio de MAB Legal & Corporate.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*