Leo una noticia con fecha 12 de octubre de 2011 en el diario Expansión con el siguiente título: “El precio de la vivienda acumula ya una caída del 24 %”. El artículo dice los siguiente, “Los precios de la vivienda se encarecieron en España un 155 % durante el anterior ciclo de expansión económica (entre 1995 y 2008) a  un ritmo anual del 8 % y sólo han caído un 24 entre el estallido de la crisis financiera y el primer trimestre de 2011, según el informe trimestral de la eurozona”.

 

El problema que no se vendan pisos en España y que tampoco se concedan hipotecas no tiene nada que ver con la falta de confianza, el paro, la crisis financiera, etc., el problema es mucho más sencillo, se trata del precio de la vivienda. Si en su día subió un 155 %, ¿por qué solamente baja un 24 %?. En mi opinión considero que el precio de la vivienda ni mucho menos ha tocado fondo.

La mayoría de los profesionales del sector ya barajan dos cifras de precio de mercado actual de la vivienda en España y son los siguientes: Precio medio del m2 de vivienda de segunda mano, no puede superar los 900 € m2. Precio medio del m2 de vivienda de obra nueva, no puede superar los 1.100 euros. La corrección de los precios llegará en los próximos dos años a esas cifras.

 

Ahora bien, si mi vivienda va a bajar a esas cifras y mi hipoteca supera con creces el valor de mi vivienda, ¿me compensa seguir pagando la hipoteca que grava un bien inmueble que ya no vale ni la mitad que lo que debo?

Si no le compensa, deje de perder dinero y negocie con el Banco una dación en pago de su vivienda con el objetivo de cancelar la deuda y evitar seguir pagando por una inversión ruinosa. Si lo consigue, ya se encargará el Banco de provisionar esas pérdidas con la ayuda del FROB y del Estado (de todos los contribuyentes).

En cambio, si es problema es sencillamente que no puedo pagar la hipoteca por dificultades financieras, negocie también con el Banco que se adjudique su vivienda en dación en pago para cancelar esa hipoteca y no deber nada.

Antes de negociar haga el siguiente cálculo:

1.- Mire la escritura de préstamo hipotecario y busque en las últimas páginas la cifra de la tasación a efectos de subasta.

2.- Si el 60 % de esa cantidad es superior o igual a la suma de la hipoteca actual pendiente con el banco, más los intereses ordinarios, de demora y costas (cantidades que aparecen también señaladas en el préstamo hipotecario), está usted salvado. Entréguele mañana el piso al Banco sin temor de quedarse con deuda. Usted no deberá nada.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

ricArdo

Tengo la dacion en pago de mi vivienda, negocie un arriendo pero estoy a la esperes de una respuesta del Banco porque salgo del país, podría ir pagando otras deudas más pequeñas. De créditos y un préstamo personal?

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*