El pasado viernes 4 de noviembre, se publicó en el diario Expansión la noticia de la subasta de la fábrica de la marca DHUL en el proceso concursal seguido ante el Juzgado Mercantil nº 1 de Granada: «Dhul se subastará entre las mejores ofertas recibidas».

El artículo resume los pasos a seguir para comprar una empresa o unidad productiva en un procedimiento concursal. Recordemos que Dhul es una empresa dedicada a la elaboración y comercialización de flanes y se trata de la tercera enseña de flanes de España con una cuota de mercado del 13, 7 %.

La administración concursal nombrada en el citado concurso de acreedores ha iniciado por tanto el proceso de venta de la unidad productiva de la siguiente manera, según el artículo de  Expansión:

1.- Venta de la marca Dhul y únicamente de la fábrica de Granada (quedan excluidos el resto de activos de la compañía, como los inmuebles que estaban dedicados a las delegaciones o la fábrica de Jaén.

2.- Los interesados que quieran participar en la puja deberán pagar 12.000 euros más IVA. Con este importe tendrán derecho a acceder a la puja, al Data Room y la información adicional que proporcione la A.C. El importe no será recuperable en ningún caso.

3.- De momento no se ha establecido ningún precio por el activo y aspiran a cerrar la operación en tres meses.

4.- Contenido de las ofertas: Las ofertas deben incluir información precisa sobre el precio, las condiciones de pago y la posición y eventuales compromisos del oferente sobre mantenimiento de puestos de trabajo, de la actividad productiva y su localización en Granada, solvencia y garantías del ofertante, entre otras.

5.- Una vez recibidas las ofertas, se estudiarán por la administración concursal que procederán a seleccionar las tres mejores. Estos tres candidatos podrán presentar si lo consideran oportuno una nueva oferta mejorada en el plazo de 5 días hábiles.

6.- Tras una nueva valoración por los administradores, será finalmente el juez del concurso quien autorice judicialmente la venta.

Las condiciones de los procesos de venta en un concurso de acreedores difieren según diversos factores que pueden influir en la empresa en concurso y a sus activos o unidades productivas. En este caso, el deteriorio de la marca todavía no es muy acentuado y las ventas se mantienen en unos 57 millones de euros, por consiguiente la administración concursal puede establecer unas condiciones muy favorables para la masa del concurso. En la mayoría de los casos, no hay tiempo para realizar este tipo de procesos de venta, ya sea por el deterioro del activo o por la falta de interesados en comprar activos y es en estos casos en los que el juez adjudica directamente el activo al único comprador que comparece en el proceso.

Para finalizar, añadir que la adquisición de este tipo de activos en la coyuntura actual de disminución de ventas y estancamiento del crecimiento ,son operaciones muy atractivas debido a la importante cuota de mercado que a día de hoy sigue manteniendo la marca y a la capacidad de generación de caja que asegura este sector.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*