Bienvenido al club,

Este es el club de la ruina, las deudas, el insomnio, el paro y la incomprensión. Pero también es el club de los ciudadanos que no vamos a permitir que los bancos  nos pasen por encima sin consecuencias. Los ahora insolventes, fuimos el motor del PIB español, ahora somos los desahuciados que » en su día vivimos por encima de nuestras posibilidades».

Ya estamos organizados, vamos a defender nuestros intereses que es la ausencia de deudas. Sabemos que la legislación no nos favorece, pero existen armas, armas muy dolorosas para la banca.

Se que mi situación ya es insostenible, que mis deudas están acabando con mi escaso patrimonio, que estoy en quiebra técnica y que mis deudas serán saldadas en varios años, pero a vosotros banqueros, no os lo pondré fácil. Mi objetivo ya no es mantener mi vivienda, el ladrillo te lo comes tu Sr. Banquero. Mi única misión es que no me embargues ni un céntimo de euro de mi nómina. Pagaré, pero cuando yo quiera. Y lo más importante, pagaré después que aceptes una quita de mi deuda. Sé que estás vendiendo mis deudas a otros banqueros más listos que tu, y que las vendes con descuento del 70 %, por eso yo no aceptaré una quita menor al 50 % de mi deuda después de entregar mis bienes, me dan igual, comenzaré de cero, pero sin deudas o con las menos posibles.

 

Esta es mi estrategia Sr. Banquero, espero que empieces a ser consciente que no todo vale. Mis errores ya los estoy pagando: llevo cuatro años sufriendo, me habéis humillado, maltratado psicológicamente, he estado en paro, voy a presentar concurso de acreedores y si no aceptas mi propuesta de acuerdo, sé que acabaré sin bienes. ¿no os parece suficiente?¿Todavía seguís pensando que es justo continuar embargándome de por vida por mis deudas que sabéis que son incobrables y que habéis vendido a un tercero? La respuesta es no. No es justo. Vuestra incompetencia, negligencia y la comisión de varios delitos hace que la culpa sea compartida, pero no, en este país solamente se ayuda a recapitalizar vuestros balances, a limpiar vuestra basura, sin asumir vuestra responsabilidad. Esa soberbia que aun seguís obscenamente exhibiendo con nosotros la pagaréis.

1.- Primero negociaré con vosotros mi deuda, sé que es imposible, pero os demostraré mi voluntad de pago y mi buena fe.

2.- Rechazaréis mis propuestas con soberbia y yo para evitar que me condenéis al infierno con demandas, costas e intereses, presentaré concurso de acreedores y comenzaré a crear problemas en vuestro pésimo balance, por lo pronto acudiréis a provisionar por pérdidas mi concurso. ¿a qué duele? Durante el concurso, seguiré negociando propuestas razonables y ajustadas a las condiciones de refinanciación y reestructuración de deuda del Banco de España y esperaré a que votéis a favor de mi convenio.

3.- Si no votáis a mi favor y me condenáis a la insolvencia, lo aceptaré, pero haré todo lo posible, después que subastéis mis bienes, que no me embarguéis jamás un euro, hasta que no aceptéis rebajar mi deuda en un 50 o 60 %. Sí, a aceptar quitas, como ya estáis haciendo con las empresas y con los países.

4.- Ahora viene lo mejor. Al día siguiente de la votación fallida en junta de acreedores, iré a la policía o al juzgado de guardia a interponer una denuncia, que es gratis, contra la cúpula de los consejos de administración de mi entidad financiera, con el fin que se investigue si han actuado de manera delictiva en la administración de la misma. Esto ya os pone más nervioso, ¿no?

«El club de la lucha»

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=ZarmRLa2p9Q» caption=»Bruce- I´m going down»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

10 Comments

Alba

Me ha encantado el artículo, es una fotografía fiel a la situación en la que nos encontramos muchas familias y refleja punto por punto lo que nos ha tocado vivir y lo que pensamos hacer para sobrevivir.
Saludos!

Reply
carlos guerrero

A Alba: La cuestión es cuánto dinero vamos a perder por el camino. Quien aguante y no pague y tire su cash por el retrete, saldrá mucho menos afectado en dos años, que quien pague religiosamente. El Banco malo lo «limpiará» todo.
saludos

Reply
venta de empresa

La verdad que a uno que no está bien informado le cuesta muchísimo tomar decisiones acertadas, por eso me encanta tu blog para ir aprendiendo y entendiendo cada día un poco más.

Reply
carlos guerrero

Muchas gracias Cristina! Toda ayuda es buena y si es de una abogada como tu, mejor!, un abrazo.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*