Para reaccionar ante las situaciones descritas en “Lecciones societarias para un emprendedor I”, en este post describiré el funcionamiento de lo que comúnmente se conoce con el término “operación acordeón”.

Como ya expliqué en la primera lección, entre las causas de disolución de una sociedad cuya concurrencia constituye presupuesto fáctico de la obligada intervención de los emprendedores-administradores de la start-up, encontramos:

No olvidar disolver la sociedad cuando se ha reducido el patrimonio a menos de la mitad del capital social como consecuencia de pérdidas”.

Para corregir esa situación y no vernos en la obligación de disolver la sociedad tal y como dice la Ley, se permite efectuar una operación acordeón, que es  la reducción del capital social a cero o por debajo del mínimo legal y simultáneamente  el aumento de su capital hasta una cantidad igual o superior a la citada cifra mínima.

Hasta ahí, no tiene más secreto. La reducción de capital tiene la finalidad en este caso de reestablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio neto disminuido por consecuencia de pérdidas. El importe de la reducción de capital compensa las pérdidas.

Es importante remarcar que esta situación de pérdidas no significa que la sociedad se encuentre en situación concursal. En la práctica, hay muchas sociedades que operan “sin saberlo” en causa de disolución por haber acumulado pérdidas durante años, pero siguen pagando sus facturas mes a mes, por tanto no incumplen con sus obligaciones exigibles y siguen con liquidez. La obligación de presentar concurso tiene su origen en la imposibilidad de hacer frente a sus acreedores a corto plazo y por consiguiente está relacionado con la falta de liquidez.

Un buen consejo, cuando se prevean pérdidas y queremos evitar inyectar dinero mediante una ampliación de capital, sería recomendable efectuar una reducción de capital con creación de reservas. Se trata de una acción preventiva, reduzco capital a reservas (reserva voluntaria) y provoco que mi capital baje y al mismo tiempo mi exigencia de capital también disminuye.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*