Nuevo varapalo para la Banca. Ahora tenemos que agradecer a la Audiencia Provincial de Navarra por haber parado los pies a los «banksters». Este es un caso más de Swaps, en el que el banco no informa adecuadamente al cliente y omite información de manera deliberada, con el único fin de lucrarse de manera inaceptable.

Todos sabemos, que los bancos disponían de información privilegiada y a sabiendas que el euribor bajaría, vendieron estos productos financieros, que no dejan de ser una vulgar apuesta, como si fuesen un seguro para prevenir el alza de tipos. Y lo más grave, los supervisores, como el Banco de España y la CNMV permitieron que se vendiera esta basura como si fuesen chiringuitos financieros y engañaron al ahorrador que confiaba que este tipo de estafa era impensable en España.

Pues no quedándose contentos y con graves dificultades de captar «pasivo», de nuevo, hace un par de años, comenzaron a «vender» y «engañar» a todos los ahorradores, con sus «acciones preferentes», que no es más que un «corralito» institucionalizado.

 

 

 

«La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha declarado la nulidad de un contrato de gestión de riesgos financieros o «swap» firmado con Bankinter al entender que no se informó adecuadamente al cliente de que este producto podía generar una liquidación negativa.

El pasado mes de febrero, el juzgado de primera instancia número 2 de Pamplona había estimado parcialmente la demanda de la empresa denunciante y decretó la nulidad de la cláusula de cancelación anticipada del contrato, aunque no estimó la petición de nulidad íntegra del mismo, un auto que ambas partes recurrieron.

La demandante alegó en su recurso que al firmar el contrato se le informó de que el producto tenía el objetivo de evitar las subidas de los tipos de interés y que el beneficio económico se podía incluso anular, pero no que se pudieran llegar a generar pérdidas.

 

 

 

El magistrado considera en la sentencia que del «tenor literal» de las condiciones generales del contrato de gestión cualquier cliente entendería que el mismo nunca puede conllevar «la generación de una deuda frente a la entidad que dice va a protegerle de los riesgos financieros de su actividad».

Por este motivo, en la sentencia, que es recurrible, se declara la nulidad del contrato«. Según EFE

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=8yRdDnrB5kM» caption=»Jerry lee lewis.- Whole lotta shakin goin on»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*