El gobierno está dispuesto a limpiar los balances de los bancos españoles de activos tóxicos inmobiliarios. El problema es que no hay dinero suficiente para sanear las pérdidas que aflorarán en breve cuando el gobierno obligue, mediante una nueva circular del banco de España, a ajustar el valor de sus activos inmobiliarios.

 

 

Según el diario Expansión de hoy; «Los bancos españoles están inquietos ante el ajuste del valor de sus activos inmobiliarios en balance que prepara el Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló ayer que las medidas concretas para el sector financiero se conocerán «en las próximas semanas», aunque no quiso especificar más.

El Ejecutivo trabaja en un plan cuya primera fase pasa por actualizar las tasaciones de los inmuebles que tiene la banca (un total de 70.000 millones de euros) y aplicarles un descuento medio del 20%, según la tipología del activo, como adelantó EXPANSIÓN el pasado miércoles. Esta medida se va a poner en marcha en enero, según las fuentes consultadas. Las entidades han mostrado su preocupación por el alto coste que va a suponer esta valoración, por lo que el Ejecutivo estudia no exigir la actualización de las tasaciones, pero sí pedir un descuento mayor en el valor de los activos. 

Este ajuste debe ser impuesto por el Banco de España dentro de su labor de supervisión o a través de una circular. 

(…) 

A través de las integraciones, se calcula que el sector tiene una capacidad de saneamiento de 30.000 millones por ajustes contables. El Gobierno quiere primar la vía privada de saneamiento, pero prevé que será necesario dinero público para completar la limpieza. 

Con este objetivo, el Ejecutivo tendrá que decidir si pone en marcha un banco malo para los activos tóxicos de las entidades antes de marzo. En el área económica del Gobierno existen opiniones encontradas al respecto. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es partidario de subastar en el mercado aquellas entidades que no puedan sanearse por sus medios. De Guindos comparte esta idea, aunque destaca que si la necesidad de capital es muy alta, será necesario poner en marcha un banco malo u otro instrumento similar.

(…)

Otro de los grandes interrogantes de esta reordenación es cómo financiarla, debido al escaso margen que tiene el Estado por su elevado déficit.

 

Fuentes de Moncloa consultadas por este diario dan por sentado que las arcas públicas españolas no cuentan con fondos para llevar a cabo la reordenación. Barajan solicitar apoyo en forma de préstamos al Fondo de Rescate de la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional.»

 

En resumen, España no tiene dinero para tapar las gigantescas pérdidas generadas por los activos inmobiliarios y no queda otra que pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional y a Bruselas. 

Sin palabras.

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=QYEC4TZsy-Y» caption=»Lou Reed- Perfect Day»]

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*