La financiación mediante recursos propios dependerá de diversas consideraciones como pueden ser; el momento de desarrollo de la sociedad, la capacidad financiera del los accionistas principales y la finalidad de dicha financiación (expansión empresarial de nuevos productos o mercados, profesionalización de la administración de la sociedad, conveniencia o necesidad de socios industriales o financieros).

 

 


 

 

 

Antes de incporporar un socio al capital de tu sociedad tienes que conocer las expectativas del mismo distinguiendo entre:

Socios estratégicos o industriales: Además de fondos, aporta intangibles, sinergias de negocio (know -how, tecnología, presencia en mercados y otros).

Socios financieros: Socio no experto, con vocación de salida a medio o largo plazo y aportación meramente financiera.

Capital- riesgo: Inversor mixto, que aporta recursos y participa y apoya la gestión buscando y generando oportunidades de negocio. No es necesario que sea una entidad de capital riesgo, puede ser un business angel, que actúe como persona física o jurídica. En todo caso, con vocación de salida a medio plazo mediante la generación de plusvalías relevantes.

Las expectativas de cada uno de los socios se vehiculizarán con estas figuras jurídicas que explicaré en otra entrada:

Acciones o participaciones privilegiadas

– Acciones o participaciones sin voto

– Acciones rescatables

– Prestaciones accesorias

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=IBH97ma9YiI» caption=»Radiohead- Karma Police»]

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*