La reforma financiera que se aprueba hoy es un paso necesario, pero me temo que insuficiente. Es cierto que esta nueva reforma no se va a conformar con las «fusiones light» o «fusiones frías» que aprobó el anterior gobierno, pero de nuevo podemos quedarnos a medio camino, con unas simple fusiones de  bancos grandes con los más pequeños y un incremento de las dotaciones hasta 50.000 millones de euros que pueden quedarse cortas. Hay que recordar que en diciembre de 2011, UBS decía que eran necesarios entre 70.000 y 120.000 millones de euros.

 

 

 



 

 

Los plazos que el ministro ha calculado para llevar a cabo la reforma son razonables, pero puede ocurrir que las entidades no cumplan voluntariamente  los términos establecidos como ha venido pasando hasta fecha. Esto es lo que el Banco de España no debe permitir. De la ejecución de la reforma financiera depende que la quiebra de las entidades no solventes sea ordenada o descontrolada. En los próximos meses veremos si realmente se producen fusiones en las que el 80 % de las entidades que ahora existen desaparezcan.

Algunos expertos consideran que para que vuelva a fluir el crédito es necesario esta reforma o una más ambiciosa. Por ejemplo, De la Dehesa  » cree que el problema de la banca ahora es que el crecimiento de la morosidad está relacionado con la tasa de desempleo y ésta va a seguir creciendo hasta finales de año. De la Dehesa pone su punto de mira sobre una coyuntura económica de estancamiento. Mientras suba el desempleo va a haber más familias que no pagan la hipoteca«.Y José Carlos Diez afirma que «El ejercicio de saneamiento es positivo. El balance tiene que reflejar la imagen fiel, pero si quieres resolver la crisis bancaria lo que debes hacer es resolver el problema de crecimiento de la economía, parar la recesión y superar los problemas que atraviesa el euro».

Estoy de acuerdo, pero el crédito no fluirá a corto plazo, en absoluto, ya que la demanda no es solvente, lo será a medio y largo plazo. El problema del crecimiento no se arregla con más crédito. No puedes conceder crédito a unas familias y unas empresas que son insolventes o está al límite de serlo. O inicias un largo proceso de desendeudamiento de familias y empresas (algo que se inició en 2008 y no funciona) o cambias la normativa para que en dos años esas familias y esos emprendedores vuelvan a disponer de una segunda oportunidad.

Por tanto, debemos acostumbrarnos a una situación en la que el crédito será escaso durante unos tres o cuatro años y posteriormente se incrementará de manera muy moderada, por el hecho que serán las nuevas empresas las que recibirán crédito después de demostrar cierta solvencia.

El crédito a las familias tardará muchos más años si no se cambia la legislación concursal o se crea un procedimiento especial para la insolvencia de familias y emprendedores, en la que puedan acogerse y se otorgue una segunda oportunidad («fresh start o volver a empezar), en caso contrario el crédito al consumo no volverá hasta pasados quince años (lento proceso de desendeudamiento).

Por último añadir que, en referencia al dinero público que se prestará a las entidades en estos procesos de concentración, es probable que no se devuelva y se necesite mucho más que esos 6.000 millones que va aportar  el Frob. Los bancos que se adjudiquen las entidades no solventes irán «descubriendo» a medida que pasen los meses, que los préstamos fallidos son más elevados de los que ahora se dice y por tanto exigirán más dinero público.

En definitiva, comienza la quiebra ordenada de la mayoría de las cajas y bancos españoles. Por el bien de todos, espero que sea «ordenada» y esto no se descontrole. El Ministro de Economía ha sido valiente en tomar esta decisión, pero probablemente sea insuficiente, porque las pérdidas de la banca serán mayores que esos 50.000 millones de euros. Por algo se empieza. Ya hemos perdido cuatro años y no podemos perder un segundo más.

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=y7Gee3THtb8″ caption=»Morrissey- Every is like Sunday»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*