El gobierno pretende aprobar en los próximos días la Ley del Emprendedor. Esta reforma es una de las más importantes y necesarias para comenzar a sentar las bases de la economía española del futuro. De nuevo, en mi opinión, el gobierno nos sorprenderá con alguna medida inesperada y positiva, pero a su vez, nos sucederá como con la reforma del mercado laboral, volvemos a encontrarnos con la incertidumbre judicial y la interpretación de preceptos por parte de los jueces de lo social. En resumen, complicando aun más si cabe la legislación laboral, en lugar de simplificar las cosas.

 

 

 

 


 

 

Leyendo diversas propuestas de organismos, asociaciones, bloggers y otros expertos, la propuesta que más me ha sorprendido y de manera muy positiva es la de la CECOT (La Cecot es una asociación empresarial multisectorial, constituida en 1978 e integrada por una gran diversidad de colectivos empresariales. Actualmente, la Cecot representa los intereses de 60.000 empresas catalanas y tiene asociadas directamente 6.800 pymes, microempresas y autónomos).

 

Estas son algunas de las medidas que proponen y que paso a comentar:

 

“La creación de la figura del Autoemprendedor puede promover que 231.000 personas se acojan y se autoocupen.
La Mediación de Crédito puede ayudar a salvaguardar 200.000 puestos de trabajo y 12.500 empresas españolas.
Establecer un marco fiscal propio para Business Angels puede promover que el 50% de las empresas de nueva creación reciban inyección de capital por la vía de inversores privados.


“La patronal confía que la Ley del Emprendedor que está desarrollando el Gobierno ayudará a generar fondos privados para invertir en nuevos proyectos y que beneficiará a emprendedores, micrompresas y pymes. 

 

La Cecot cree que esta ley generará fondos de capital privado para invertir en nuevos proyectos empresariales que supondrá un gran impulso económico en el país. Estamos convencidos que habrá instrumentos de soporte a las PYMES como los Business Angels que supondrá movilizar ahorro de familias que invertirán en nuevos proyectos empresariales y que beneficiará a emprendedores, autónomos, microempresas y pymes. Más del 90% de nuestro tejido productivo.

 “Creemos que son tres mecanismos que pueden ayudar a generar más tejido empresarial porque se ha demostrado su efectividad en otros países como por ejemplo Francia en el caso de la Mediación del Crédito y del Autoemprendedor”, afirma Garrofé.

 

Figura del Autoemprendedor

 

La propuesta de la Cecot viene avalada por la figura del Auto-Entrepreneur que Francia puso en marcha hace más de dos años con buenos resultados en cuanto a la reducción del número de personas en paro. En Francia se han constituido 738.351 autoemprendedores desde el 2009. Y un dato todavía más alentador a tener en cuenta es que, según el Observatoire del Auto-Entrepreneur, el 13% de los autoemprendedores franceses se han acabado convirtiendo en personas jurídicas.

 

El modelo del autoemprendedor francés se basa en la constitución de la empresa en ventanilla única, por Internet, y en 3 minutos; pago simplificado de los impuestos y las cotizaciones sociales; protección del patrimonio personal del emprendedor; favorecimiento de la conciliación de la vida personal, laboral y familiar.

 

Cuáles son las características de un/a autoemprendedor/a:

 

  • Tiene que ser un empresario individual y no tiene que tener trabajadores asalariados.
  • Protección patrimonial para los bienes ajenos al negocio: declaración de bienes (telemática y gratuita).
  • Exención del pago del régimen especial de autónomos durante los dos primeros años de actividad.
  • Capitalización de la prestación de paro para los autoemprendedores, sin más límite que el importe de las prestaciones a percibir.
  • Para límites bajos de volumen de actividad, 30.000 € en servicios y 80.000 € en comercio, tributación por el IRPF con la fórmula de los módulos pero sin índice, un % sobre los ingresos. En el momento que se superen estos ingresos se pasa a tributar y cotizar como un empresario individual (autónomo).
  • IVA: hacer una declaración cada 6 meses y meritar por el criterio de caja (se paga cuando se cobra).
  • Moratoria de las licencias municipales durante dos años (para que no se tengan que hacer hasta asegurar que el negocio está en marcha).
  • Una vez la empresa está consolidada, facilitar los trámites para convertirse en una sociedad mercantil, bonificando el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados (AJD).
  • Cesar la actividad no tiene que costar nada.
  • Obligatoriedad de llevar un libro de facturas emitidas y para los comerciantes un registro de compras.

Siguiendo el modelo francés y extrapolando los datos de más de dos años de experiencia en Francia hemos calculado que el impacto económico que podría representar en España para las personas a nivel individual se podría cuantificar en unos ingresos promedio de 6.294€/ el primer año y 8.310 €/el segundo año y para el Gobierno, en forma de impuestos, se cuantificaría en una recaudación de 218.032.342€ el primero de puesta en marcha y 582.243.889€ (aprox. 15% de la facturación de los autoemprendedores) si se consiguiera impulsar 230.942 autoemprendedores el primer año de puesta en marcha y 467.103 el segundo, favoreciendo así la reducción de la elevada tasa de paro española.”

 

– Las medidas que considero necesarias y más importantes de las presentadas por CECOT, son:

 

1.- Protección patrimonial para los bienes ajenos al negocio: declaración de bienes (telemática y gratuita). 

Esta propuesta comienza a ser  primordial para todos los empresarios y emprendedores. Se trata de implementar límites a la aplicación del artículo 1.911 del Código Civil, para que el emprendedor no responda con todos sus bienes presentes y futuros, ya que antes de iniciar la actividad se  comunicaría al tráfico mercantil mediante un registro previo, su declaración de bienes, para que éstos no se vean afectados por un fracaso empresarial.

El problema que encuentro en la propuesta de la CECOT, es que limita su aplicación a autoemprendedores sin trabajadores asalariados y siempre que actúen como autónomos, sin la figura de una mercantil. Asimismo se olvida de la rehabilitación de los autónomos y emprendedores que han caído en la insolvencia, estos últimos años.

Esta propuesta no incentiva que el el emprendedor contrate trabajadores, al no limitar su responsabilidad personal en ese caso. Asimismo, el problema de los emprendedores actualmente es que, aunque actúen a través de una sociedad limitada y soliciten crédito a los bancos, éstos solicitarán garantías a nivel personal. Por consiguiente, debería extenderse la posibilidad de registrar la declaración de bienes inembargables a todos los emprendedores, los que actúen como autónomos o con mercantil.

En todo caso, ya es un principio que una organización tan importante como la CECOT abogue por soluciones tan necesarias y efectivas como las del modelo francés.

2.- Por otro lado, las medidas en cuanto al IRPF e IVA me parecen innovadoras y creo que repercutirán en el aumento de más microempresas.

Por último, añadir que el la exención del pago de autónomos los dos primeros años, debería complementarse con una reducción importante en la cuota mensual de autónomos y una disminución de los costes de empresa en las cotizaciones a la seguridad social en la contratación de trabajadores.

 

[audiotube url=”http://www.youtube.com/watch?v=kiQppszlXrg” caption=”Phoenix- 1901″]

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*