Comienza la carrera por vender carteras de deuda impagada al mejor postor. Como siempre, Santander y Banesto se adelantan al resto y venden incluso deuda hipotecaria fallida, que suele ser habitual en España. En la práctica de las negociaciones con Bancos, estamos percibiendo que estas ventas suponen una flexibilización en las condiciones que imponen los bancos en las negociaciones.

En los últimos meses hemos negociado condiciones muy ventajosas con Banesto en préstamos personales, consiguiendo quitas muy significativas en procesos concursales de personas físicas y empresas. Por tanto, en los próximos trimestres consideramos que las negociaciones con estas dos entidades mejorarán sustancialmente, ya que los nuevos propietarios de la deuda la han adquirido a precios de derribo, por tanto, podrán asumir sin problemas, las quitas que solicite el deudor, siempre y cuando tu crédito se encuentre en esos paquetes.

 

 


 

 

«El banco español ha traspasado tres paquetes de préstamos fallidos a Fortress, Cerberus y Lone Star. Estas carteras se componen de créditos al consumo e hipotecarios.

Santander quiere centrarse en su negocio tradicional e ir soltando lastre en lo que apenas le aporta valor. Por ello, la entidad presidida por Emilio Botín ha acelerado la venta de créditos fallidos e incluso su plataforma de gestión de recobros, Reintegra. En total, estas operaciones le han supuesto a Santander ingresos de más de 200 millones de euros, según cálculos de mercado.

De esta manera, el grupo español ha traspasado en los últimos meses tres carteras de créditos fallidos a fondos buitre, especializados en la compra de activos a precios de derribo para beneficiarse de su recuperación. El volumen de estas operaciones ascendería hasta 1.500 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por EXPANSIÓN.

El fondo que más fuerte ha apostado por las carteras fallidas de Santander es Fortress. La gestora norteamericana ha adquirido en torno a 1.000 millones en préstamos de crédito al consumo de Santander, Banesto y Santander Consumer Finance.

HIPOTECAS

Junto a esta venta del paquete de crédito al consumo, Santander ha cerrado otra de préstamos hipotecarios por valor de casi 500 millones, conocida como operación Silverstone (la entidad atribuye a las operaciones nombres vinculados a la Fórmula 1). Esta cartera se ha dividido en dos: 350 millones de euros que se ha quedado el fondo Cerberus y otros 140 millones que ha comprado Lone Star. La venta de créditos hipotecarios es mucho menos habitual, ya que los acuerdos implican un minucioso estudio por parte de los compradores.

Cerberus es uno de los fondos más activos en la adquisición de activos distressed (valorados como impagos) en España. Esta gestora, con 23.000 millones de dólares administrados ha adquirido varios lotes de créditos e inmuebles a las entidades financieras. De hecho, Cerberus es titular de al menos 100 oficinas de Bankia, procedentes en su mayoría de Caja Madrid.

A pesar de representar menos volumen, la venta de los 500 millones de la cartera hipotecaria ha brindado a Santander mayores ganancias, ya que por este tipo de préstamos el vendedor puede obtener entre un 30% y un 40% del valor nominal. Mientras, las carteras de crédito al consumo apenas se pagan al 5% de su precio inicial.

Dentro de la estrategia de Santander de soltar lastre en préstamos fallidos, el banco cerró en marzo la venta de Reintegra al grupo noruego Lindorff, especializado en la recuperación del pago de créditos morosos, que cuenta con un equipo de 720 profesionales en España.

Junto a estas operaciones, Santander negocia la venta de activos inmobiliarios adjudicados, por valor de en torno a 700 millones, en la operación conocida como Escudería.

VENTAJAS

Las ventas de créditos morosos permiten a la entidad que traspasa los préstamos liberar provisiones y recursos que tiene dedicados al recobro de la deuda. Además, si el crédito estuviera totalmente provisionado, el banco o caja de ahorros se apunta plusvalías.

Mientras, el comprador adquiere la posibilidad de apuntarse jugosas rentabilidades en el caso de que consiga que vuelvan a pagar parte de los morosos.

Desde el sector esperan que este tipo de operaciones se multiplique durante 2012, ante la necesidad de captar recursos de las entidades españolas. Así lo reconoció Manuel González Cid, director financiero de BBVA, en unas jornadas bancarias celebradas en Londres la semana pasada: «La venta de activos a fondos buitre serán protagonistas en 2012», apuntó.

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=JAHA4Jh5jkw» caption=»Urge Oberkill- girl yo ´ll be a woman soon»]

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*