Aprovecho esta nueva serie de posts para contestar unas dudas a un estudiante que nos lee desde Buenos Aires. Espero que le pueda servir de ayuda.

Existen cartas de intenciones que se acuerdan en procesos de negociación para la adquisición de empresas, pero si lo que se pretende es analizar la Jurisprudencia, hay que realizar un estudio más amplio y por tanto más complejo, para intentar establecer la doctrina jurisprudencial en España respecto a este tipo de documento.

La Jurisprudencia española tiende a reconocer la existencia de contrato cuando una de las partes cumple con los compromisos pactados en ese acuerdo precontractual o «carta de intenciones». 

Pero sin embargo, no encontramos ninguna sentencia del Tribunal Supremo que haya tratado en concreto, el valor de los acuerdos parciales en una negociación que finalmente fracasa.

Existe una sentencia muy importante, de la Sala 4ª de marzo de 1998, que establece que  «los acuerdos parciales no son vinculantes para las partes cuando desde el inicio de la negociación existe una predeterminación sobre el conjunto de temas que deben componer el acuerdo final, y algunos de los extremos no han llegado a ser acordados». 

En cambio, si el precontrato contiene todos los elementos del contrato definitivo no será precontrato, sino el acuerdo final, «si hay una completa y total determinación de los elementos y circunstancias del negocio», conforme a la doctrina de la STS de 4 de julio de 1991. Si no se termina completamente, sólo cabe condenar a una indemnización de los daños y perjuicios.

La jusrisprudencia española se aleja de la rigidez de la regla «all or nothing» de la jurisprudenica americana. Aquí, se concede eficacia a un acuerdo no está lo suficientemente determinado en cuanto a su objeto.

En las próximas entradas analizaremos el tratamiento jurisprudencial a los diferentes precontratos y tipos de cartas de intenciones.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero