La usura llega a límites insospechados. El banco Santander desahucia a una anciana de 73 años que avaló a su hijo en un préstamo hipotecario. Bienvenidos al país del «Código de Buenas Prácticas». No tenían suficiente con el pisito del hijo, que han ejecutado también el de esta señora. Dando ejemplo, sí señor.

Gracias PP y PSOE por ser unos vendidos. Seguid, seguid, ayudando a los banquitos… Esto no puede tener un final feliz.

 

 

 

 

 

 

 

 

La noticia con vídeo incluido está publicada en Periodismo Humano:

 

«Obdulia fue desahuciada de su vivienda hace un mes y hoy ha acudido al banco a renegociar un alquiler al que no puede hacer frente. Fue acompañada por el colectivo @IBAIAKde Afectados por la Hipoteca de Bizkaia. Obdulia perdió lo que tenía al avalar a su hijo. Más información»

 

«La plataforma Stop Desahucios Bizkaia recibirá dentro de unos días una propuesta de alquiler blando para que Obdulia Sastre, la mujer que ha estado a punto de perder su vivienda en Areta, pueda seguir en su casa. «Queremos un acuerdo sobre una cantidad que Obdulia pueda pagar, unos doscientos euros al mes», explicó Marta Uriarte, portavoz de la plataforma. La última oferta del Banco Santander era de 350 euros mensuales, «pero no puede hacer frente a esa cantidad con su pensión», explicó Uriarte. En Llodio se han detectado ya seis casos similares y «en el último mes, han venido a nosotros veinte», añadió Uriarte.
Para forzar una rebaja en el precio del alquiler, la plataforma contra los desahucios se concentró ayer en la puerta del Banco Santander, en la Plaza Jado, poco antes de la reunión para mostrar su disconformidad con la propuesta de la entidad bancaria.
Cuando los responsables de la plataforma acompañaron a Obdulia al interior del edificio para negociar la situación se encontraron con la negativa del banco, que se negó a recibir a los miembros de Stop Desahucios Bizkaia. Sólo pudo entrar Miren Mentxaka, la abogada de la asociación.
A la salida, transmitió a sus compañeros el compromiso de los responsables del banco para «estudiar la situación y presentar una propuesta en un par de días».
Obdulia y su hijo Julián, se fueron de allí preocupados porque siguen temiendo por su futuro. «Si al menos encontrara trabajo…», aventuró él. Su madre le apoyaba: «es que tiene todos los carnés y ha trabajado como transportista», aclaró entre lágrimas.
Avalista
La situación de esta mujer, de 73 años de edad, viuda y con graves problemas de salud se desencadenó después de que avalara la compra del piso de uno de sus hijos. Cuando el titular de la hipoteca dejó de pagar los recibos, no avisó a su madre de la situación y el banco se ha quedado ya con el piso que el hijo no pudo pagar. Como su importe no saldaba la deuda, recurrieron al avalista, Obdulia, que tenía fijada una orden de desahucio para el 26 de marzo. La plataforma Stop Desahucios evitó que la mujer tuviera que abandonar su casa.»

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=ZW2w15rVhU8″ caption=»Nacho Vegas- Morir o Matar»]

 


 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*