«Es muy probable que no recuperen la inversión en una década, fácilmente, pues debería multiplicarse por tres la cotización. ¿Puede pasar?», afirma Alberto Roldán, de Inverseguros, hoy en el diario Expansión.

Esta es la opción recomendable para los que no necesiten liquidez de manera urgente. Se trata de seguir cobrando el cupón de intereses hasta octubre y de forma obligatoria se convierten en accionistas con unas pérdidas latentes de la mitad de la inversión aproximadamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 2007 el Santander colocó 7.000 millones en bonos convertibles en 2007 entre 129.000 clientes. La inversión media fue de 54.000 euros. El problema es que el próximo 4 de octubre es la fecha tope para la conversión obligatoria en acciones y el precio de conversión (13,25 euros) está muy alejado de la cotización actual del banco (4,57 euros), lo que supondrá fuertes minusvalías para los inversores que quieran vender las acciones convertidas. 

Los inversores tienen que asumir pérdidas. Esto está claro. Y estas son las cuatro alternativas a las que pueden optar, siempre dependiendo de las necesidades de liquidez. Si se opta por salir antes de octubre sería por la necesidad de cash:

 

1) Convertir el bono el 4 de junio de forma voluntaria.

2) Convertir el 4 de julio, agosto y septiembre, voluntariamente también.

3) Pueden esperar a octubre, cuando la conversión es obligatoria.

4) Escoger alguna de las tres anteriores y demandar al Juzgado.

 

 

Fuente: Expansión

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=n-XQ26KePUQ» caption=»The Drifters- Save the last dance for me»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Vitnik

justamente estaba buscando esta información porque quiero saber cómo es el tema de los bonos. muchas gracias por los datos

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*