El Juzgado número 1 de Cambados (Pontevedra) ha dictado una nueva sentencia contra las participaciones preferentes en la que se condena a Novagalicia Banco a pagar casi 8.000 euros al demandante más costas procesales al considerar nulo el contrato por error en el consentimiento.


Estos son los argumentos esgrimidos por el Juzgado en la citada sentencia, según información aparecida den Europa Press;

1.- Queda probado que el demandante «no fue debidamente informado de las características de riesgo alto y posible iliquidez que presentaba el producto en cuestión».

2.- Falta de información: «en ningún momento se le manifestó que el contrato suscrito tenía un vencimiento a 31 de diciembre del 2050, y que si lo hubiera sabido nunca lo hubiera firmado».

3.- Perfil del inversor: «El demandante, un empleado de almacén que según consta en la sentencia «carece de profundos conocimientos en materia financiera», era desde hacía años cliente de la antigua Caixanova y que acudió a su oficina bancaria para constituir un depósito de 10.000 euros que tenía ahorrados.

4.- Información engañosa: «El director de la sucursal de Dena le ofreció contratar un tipo de depósito de alta rentabilidad que le permitía disponer de su dinero en todo momento y en el que no existían riesgos», según recoge la sentencia.

5.- Alegaciones del banco: «Novagalicia Banco, por su parte, sostiene que el cliente conocía la naturaleza del producto que había adquirido ya que se le entregó un tríptico del folleto informativo, que percibió puntualmente los rendimientos de las participaciones suscritas y que realizó el «test de idoneidad».

6.- «el cliente no fue informado de una forma directa y comprensible de las verdaderas características del producto contratado, que era de alto riesgo, y se ofertó a un cliente calificado como conservador, que nunca había realizado operaciones de esa naturaleza y que carece por completo de conocimientos mínimos en materia financiera».

«Siendo que la posibilidad de liquidez inmediata fue determinante para que el demandante suscribiera el contrato y que al demandante se le ofertó engañosamente un producto que supuestamente alcanzaba estas condiciones, pero ello no era cierto, contribuye a alcanzar la conclusión de que hubo información no veraz en la suscripción del contrato».

7.- Información falsa: «en la cláusula relativa a su duración, que su vigencia es indefinida y que cualquiera de las partes podrá instar unilateralmente su finalización mediante un preaviso de 15 días, lo cual es eminentemente falso», según la sentencia.

8.- Nulidad por error en el consentimiento: «la jueza declara nulo el contrato de compra de estos valores «por error del consentimiento» y condena al banco a asumir las costas del proceso.

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=VDYMjvdCWpc» caption=»Toy- montoring»]

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*