Para el que no lo haya leído, a continuación resumo el artículo que ayer publicó el diario EL PAIS, con el título, «Planes para el adiós al euro».

Todavía recuerdo cuando advertíamos en 2007 que la crisis en España sería devastadora y este diario nos tildaba de catastrofista y antipatriotas. Pues bien, el artículo de ayer es tremendo, e incita a cualquier ahorrador a sacar hoy mismo el dinero del banco.

Estas son algunas de las «perlas» del artículo de ayer:


1.- El euro corre el riesgo de resquebrajarse, y España corre el riesgo de abandonarlo.

2.-  ¿cómo puedo proteger mis activos, mi balance, mi cuenta de resultados si desaparece el euro o se crea un euro débil y otro fuerte?

– Crear un plan de contingencia ante la probabilidad de que España salga del euro, (20 % de probabilidad)

Mantener el dinero fuera, vender activos antes de la devaluación y tener el capital en otras divisas.

– Si la peseta se devaluase tras una hipotética salida del euro, el Gobierno debería garantizar el abastecimiento, vía importaciones, a los precios actuales para que los productos no se encarecieran demasiado. O sea, intervenirlos como en tiempos de la dictadura sucedió con la gasolina.

 – Las empresas que tienen planes de contingencia en España se preparan para el abandono en bloque de la moneda europea por parte de Portugal, Italia, Grecia, Irlanda y España, y la creación de un euro fuerte y otro débil.

– La forma de protegerse de los principales family office del país ha sido abrir cuentas en los países del euro que estiman más seguros (Luxemburgo, Alemania o Francia), en naciones que operan cerca, pero fuera, de la divisa europea (Reino Unido o Suiza) o marcharse a territorios más lejanos (EE UU). En esta situación, no es de extrañar que hasta mayo pasado hayan salido 163.000 millones de euros del país. 

– El país que deje la divisa europea necesitará introducir una nueva legislación para asegurarse de que los contratos denominados en euros continúen siendo válidos. Tampoco resultará fácil discernir si esos contratos están respaldados en la divisa europea o en la nueva moneda. De hecho, serán tan interpretables que dependerán de factores como la jurisdicción legal, la localización de los activos o el lugar de los pagos.

– El país que deje la eurozona tendría que anunciar inmediatamente un plan de control de la inflación supervisado por una institución independiente, prohibir la indexación de los salarios y emitir bonos ligados a la inflación.

– Para evitar fugas de fondos, tras el anuncio, los mercados de capitales estarían cerrados. Corralito a la europea. Toda esta guía práctica está pensada en principio para Grecia. ¿Y España? “Son válidos los mismos argumentos”, confirma Jonatham Loynes, economista jefe para Europa de Capital Economics y uno de los autores del estudio.

– En el caso del hipotético corralito español, la música suena de esta forma. “El Tratado de Lisboa permite restringir la libre circulación de capitales por motivos, por ejemplo, de orden público. Por lo tanto, si se llega a esta situación se establecería un control de cambios para evitar la salida de dinero. Esta normativa podría aplicarse antes, incluso, de que España dejará el euro.

Fuente- El Pais

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=MdgAEuVbvio» caption=»The Maccabees. Go»]

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*