Ni rescate blando, ni pseudorescate, como lo llamana algunos. Catalunya ha solicitado el rescate porque no puede atender a corto plazo sus obligaciones exigibles. Eso se llama insolvencia. No hay liquidez para afrontar los pagos del mes de septiembre. Y no, no se trata de un problema coyuntural, es un problema estructural. Cataluña es insolvente y España también.

Cataluña pide el rescate a España, España pide el rescate a Europa. En fin… un desastre.

 

 

 

 

 

La Generalitat y medios afines, pretenden  «tapar» la insolvencia de Catalunya, alegando que ésta aporta mucho más que otras comunidades autónomas y que por tanto es pedir lo que antes se ha ingresado en el Estado.

No pueden estar más equivocados. Es como si una persona física que presenta concurso de acreedores al Juzgado porque se encuentra en insolvencia actual (como Catalunya) y alega que ingresa mucho en nómina y que si el hacienda no le quitase la mitad de sus ingresos brutos, no se encontraría en insolvencia pudiendo pagar sus deudas.

Pues esta persona se equivoca, el problema es que desde hace mucho tiempo, gastó más que ingresó, y esa déficit ha ido siendo cubierto con deuda, hasta que el los bancos dejaron de prestarle por miedo a que no se lo devuelva. No puede justificarse en que hacienda le retiene mucho, debería haber reducido sus gastos desde hace mucho tiempo para equilibrar sus cuentas. Es simplemente una mala gestión de su economía. Eso le ha ocurrido a Catalunya y también a España, que en octubre solicitará ayuda a la UE.

 

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=oQ-4FZYqg8Y» caption=»Radiohead- Creep»]

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*