No hay dinero en caja. Se acabó la liquidez. La sociedad concesionaria de las autoistas radiales R-3 y R-5 han solicitado preconcurso (art. 5.bis Ley Concursal) por no poder hacer frente a los vencimientos de deuda de 660 millones de euros repartidos entre 30 bancos.

Las causas esgrimidas han sido el desplome del tráfico, así como una errónea planificación del proyecto, ya que se calcularon tráficos de manera muy optimista.

Todavía a fecha de hoy, algunas administraciones públicas, de manera desesperada, realizan cálculos como si viviésemos en el mejor de los mundos posibles, para «vender» macro proyectos a la opinión pública, con cifras de ingresos y empleo futuros totalmente aleatorios y sin base económico-financiera alguna.

En fin. Esta es la noticia publicada en el diario El País,

«El fiasco de las autopistas de peaje tiene una nueva víctima. Accesos de Madrid, la sociedad concesionaria de las autopistas radiales R-3 (Madrid-Arganda) y R-5 (Madrid-Navalcarnero), solicitó este viernes el preconcurso de acreedores, el paso previo al concurso (antigua suspensión de pagos), al no poder hacer frente a la deuda de 660 millones de euros pendiente con más de una treintena de bancos, según confirmó el director general de la compañía, José Antonio López Casas. El desplome del tráfico y el sobrecoste generado por las expropiaciones de los terrenos por los que transcurren las dos autopistas han llevado la situación de esta empresa al límite.

El preconcurso, una posibilidad incluida en la Ley Concursal, permitirá a Accesos de Madrid negociar con los acreedores por un plazo de tres meses. Si no hay acuerdo, se solicitará el concurso, que sería el mayor en el sector y el segundo de este año. En mayo pasado, la AP-41 (Madrid-Toledo) ya suspendió pagos con una deuda bancaria de 380 millones y 150 millones en expropiaciones por pagar. Hay otras siete concesionarias en riesgo de quiebra por motivos similares, con una deuda conjunta cercana a los 2.700 millones de euros.

El proceso iniciado por Accesos de Madrid, del que ayer informóExpansión, no afectará al funcionamiento de las autopistas, según la concesionaria, participada por Abertis (35%), Sacyr (25%), Bankia (20%) y ACS (19,6%) y que emplea a 150 personas. Su director general explicó que las dos radiales tienen solo un 25% del tráfico previsto cuando entraron en servicio, en 2004. Hay otros dos elementos que han contribuido a agotar su liquidez.

El Ministerio de Fomento articuló dos medidas para aliviar la situación de las concesionarias de peaje con problemas (concesión de préstamos participativos y una cuenta de compensación por la caída del tráfico), pero López Casas explica que no han recibido ni un euro por estos conceptos. En total, Accesos de Madrid debería recibir 60 millones de euros por el primer concepto y otros 20 por el segundo. Con esta inyección de liquidez se podría evitar la solicitud de concurso.

Cuando se licitaron las nuevas autopistas de peaje, durante la pasada década, se calcularon tráficos que la realidad ha demostrado ser muy optimistas, además de que la crisis ha agravado aún más la situación. El tráfico de la radial Madrid-Arganda cayó un 12% en 2011, hasta 12.387 vehículos diarios, mientras el de la radial Madrid-Navalcarnero disminuyó un 9,4%, hasta 9.491 vehículos diarios, según los datos del Ministerio de Fomento. Otros dos factores que pesan en sus cuentas son los costes de las expropiaciones, que se dispararon, y el hecho de que muchas de las inversiones se pagaron con una deuda, cuyos intereses se acumulan. “La situación es muy delicada”, advierte el director general de Accesos de Madrid.»

 

 

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=2LOeImx0kW4″ caption=»The Killers- Runaways»]

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*