H&M acaba de comunicar que retira las camisetas inspiradas en el alcalde de Marinaleda, Sánchez Gordillo, según informa el País en esta noticia:
_

«La cadena textil Weekday  -propiedad de la compañía H&M, a la que también pertenecen las tiendas homónimas- ha creado una camiseta inspirada en el alcalde de Marinaleda. En ella, alrededor de un puño que agarra una zanahoria y una mazorca, se puede leer “Food to the people. No World Hunger. Juan Manuel Sanchez Gordillo” (Comida para la gente. No a un mundo hambriento).

 

 

 

 


Imagen camiseta

 

 

 

 

 

«El viernes 31 de agosto se imprimieron y pusieron a la venta (a razón de 20 euros la pieza) diez unidades de la camiseta en cada una de las 21 tiendas que la firma posee en seis países europeos (Alemania, Suecia, Dinamarca, Noruega, Holanda y Finlandia). Pero, según explica uno de los directores creativos de la marca, Karin Hagman, hoy la cadena ha decidido retirar los ejemplares que pudieran quedar en las boutiques. .. «La intención de Weekday nunca fue posicionarse y sentimos si alguno de nuestros clientes se ha sentido ofendido con el diseño de esta camiseta«, argumenta Hagman.

El creativo asegura que no han recibido «ninguna presión» para eliminar la camiseta de la venta. Si lo han hecho -recalca- ha sido por iniciativa propia y para evitar herir a nadie. Posibilidad que les ha llevado a retirar la pieza precisamente hoy, coincidiendo con el salto de la noticia a los medios y redes sociales españolas.

EnTwitter la prenda ha desatado decenas de comentarios. La mayor parte, cargados de ironía.  @ivitass que se pregunta, por ejemplo, si el hecho que H&M lance camiseta en apoyo de Sánchez Gordillo, significa que «podemos entrar y llevárnosla sin pagar».

Aunque también hay críticas. Como la de @GalvanFrancisco, que pide un boicot contra H&M y asegura que nunca volverá a comprar en la cadena. @Andresgil define la decisión de comercializar una camiseta inspirada en el diputado de IU como «comunismo posmoderno», mientras @DawizardDG la califica de «oportunismo hipócrita».

En la web de la firma, que no está presente en España, se explicaba quién es Sánchez Gordillo y por qué decidieron dedicarle una camiseta: “Se trata de un alcalde español que se ha convertido en un héroe por poner en escena varios robos a supermercados y dar los productos sustraídos a los pobres”. La prenda forma parte de la línea Zeitgeist (el espíritu de los tiempos, en alemán), que cada semana busca reflejar, a través de una edición limitada de camisetas, “alguna noticia importante o  hecho de actualidad” que los diseñadores de la marca sueca consideren relevante o quieran compartir con sus clientes: desde el ascenso del partido nazi en Grecia, hasta el descubrimiento del boson de Higgs, pasando, claro, por el acto reivindicativo de Sánchez Gordillo.

La diseñadora de Weekday Annika Berger cuenta que la actuación del alcalde de Marinaleda llamó su atención tras ver las imágenes del asalto en los informativos de varias televisiones suecas y en diarios online.» EL PAIS.

 

 

 

Sánchez Gordillo va camino de convertirse en un icono pop. Bueno, es broma, no es para tanto. Pero lo que me pregunto es si la diseñadora o H&M solicitaron autorización para utilizar el nombre de Sánchez Gordillo.
¿Ha existido una intromisión ilegítima al honor del alcalde de Marinaleda?
¿Tiene derecho a una indemnización por esa intromisión?
En este post, ya comentamos un caso similar, con la reproducción de la imagen de una bloguera por parte de una marca de moda.
Los artículos 7 y 8 de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, establecen lo siguiente:
Artículo Séptimo.

Tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas en el ámbito de protección delimitado por el artículo segundo de esta Ley:

Uno. El emplazamiento en cualquier lugar de aparatos de escucha, de filmación, de dispositivos ópticos o de cualquier otro medio apto para grabar o reproducir la vida íntima de las personas.

Dos. La utilización de aparatos de escucha, dispositivos ópticos, o de cualquier otro medio para el conocimiento de la vida íntima de las personas o de manifestaciones o cartas privadas no destinadas a quien haga uso de tales medios, así como su grabación, registro o reproducción.

Tres. La divulgación de hechos relativos a la vida privada de una persona o familia que afecten a su reputación y buen nombre, así como la revelación o publicación del contenido de cartas, memorias u otros escritos personales de carácter íntimo.

Cuatro. La revelación de datos privados de una persona o familia conocidos a través de la actividad profesional u oficial de quien los revela.

Cinco. La captación, reproducción o publicación por fotografía, filme, o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos, salvo los casos previstos en el artículo octavo, dos.

Seis. La utilización del nombre, de la voz o de la imagen de una persona para fines publicitarios, comerciales o de naturaleza análoga.

Siete. Redacción según Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre. La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

Ocho. Añadido por Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio. La utilización del delito por el condenado en sentencia penal firme para conseguir notoriedad pública u obtener provecho económico, o la divulgación de datos falsos sobre los hechos delictivos, cuando ello suponga el menoscabo de la dignidad de las víctimas.

 

Artículo Octavo.

Uno. No se reputará, con carácter general, intromisiones ilegítimas las actuaciones autorizadas o acordadas por la Autoridad competente de acuerdo con la Ley, ni cuando predomine un interés histórico, científico o cultural relevante.

Dos. En particular, el derecho a la propia imagen no impedirá:

 

 

  1. Su captación, reproducción o publicación por cualquier medio cuando se trate de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública y la imagen se capte durante un acto público o en lugares abiertos al público.
  2. La utilización de la caricatura de dichas personas, de acuerdo con el uso social.
  3. La información gráfica sobre un suceso o acaecimiento público cuando la imagen de una persona determinada aparezca como meramente accesoria.

Las excepciones contempladas en los párrafos a) y b) no serán de aplicación respecto de las autoridades o personas que desempeñen funciones que por su naturaleza necesiten el anonimato de la persona que las ejerza.

 

 

 

Si el alcade no ha prestato su autorización, el apartado seis del artículo 7, establece que no puede hacerse ningún uso de su nombre, aunque en el artículo 8 estipula una excepciones, entre las que se encuentran las personas que ejercen un cargo público.

En mi opinión esta excepción no opera en este caso, ya que no se trata de un caso de libertad de expresión e información, ya que se hace un aprovechamiento comercial del nombre de Sánchez Gordillo. Por tanto considero que sí ha existido una intromisión ilegítima en el honor de la persona que ve su nombre impreso en las camisetas de H&M, si el alcalde no ha prestado su autorización.

¿Consideras que Sánchez Gordillo ha sufrido una intromisión ilegítima en su honor?
[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=KD8eyw_RgxI» caption=»Crocodiles- Picture my face»]

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Jacob

Planteado el supuesto que has descrito, la cuestión es dilucidar si ha existido un perjuicio que acarree la indeminzación.
Esto es, según mi opinión pueda haber habido una intromisión en su derecho al honor, esta ha sido para la creacción de una camiseta reivindicativa con fines comerciales. Si bien los fines comerciales dudo que el perjudicado los comparta, no en cambio los reivindicativos. Por ello, como se determinaría la cuantía de la indemnización de producirse esta? Y más aún sabiendo que la mercantil ha eliminado la venta del producto.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*