Medios afines al Gobierno y a la banca, analistas económicos sin conocimientos jurídicos y descerebrados que van diciendo que las «deudas se pagan» sin comprender el concepto de insolvencia, siguen afirmando que una reforma de la ley concursal para introducir un procedimiento especial sobre el sobreendeudamiento de las personas físicas, puede poner en peligro el sistema financiero español y encarecerá el crédito.

Con este artículo pretendo explicar que una reforma integral para regular el sobreendeuddamiento de las personas físicas ayudará a normalizar la concesión del crédito en España, al contrario de lo que opinan muchos analistas españoles.


Hoy en el diario Expansión, se publica un artículo titulado, «La City teme que la crisis de las hipotecas cree inseguridad jurídica». Un título totalmente desafortunado, cuando de la redacción del artículo se desprende todo lo contrario.

Aquí, alguna de las afirmaciones de los inversores internaciones respecto a la morosidad de las familias:

«Desde el área de renta fija en Londres de Morgan Stanley, sin embargo, se indica que los problemas con las hipotecas no han movido el mercado, porque muchos inversores ya preveían un aumento de la morosidad en ese segmento hasta acercarse a los niveles de Irlanda,donde ronda el 9 % (triple que en España). Lo que mueve al mercado son los rumores de un posible rescate a la banca por parte del Gobierno».

Efectivamente, los inversores internacionales consideran lógico que la morosidad de las familias se incremente a niveles de Irlanda o superiores debido al deterioro de la economía española. La realidad es que la morosidad de las hipotecas subprime españolas (la mayoría de las concedidas entre 2003 y 2007), ya tiene una mora del 5 %, a pesar de las continuas refinanciaciones para ocultar el agujero real.

«El banco malo es un paso en la dirección correcta, pero con el país en recesión en 2013 habrá un aumento de las familias que no pueden pagar sus deudas y las provisiones volverán a comerse el capital de las entidades españolas».

Sin reforma o con reforma de la normativa de desahucios, tal y como afirman analistas internacionales, la crisis provocará más morosidad.

«Es probable que el banco malo tenga que absorber en el futuro préstamos a pymes e hipotecas. Esto será positivo, porque está claro que los préstamos a promotores inmobliarios son sólo una parte del problema en España.

– «Keith Wade, economista jefe de la gestora británica, indica que el sistema bancario español es insolvente y necesita más capital de los anunciado».

Los inversores internacionales ya saben que el sistema financiero español está quebrado por culpa de los activos inmobiliarios y hasta que no afloremos las verdaderas pérdidas, aquí no hay crédito.

No queremos más crédito irresponsable y abusivo.

La concesión de crédito desenfrenada nos ha llevado a la quiebra del sistema financiero español. Estamos en un «credit crunch» en toda regla ahora, en este momento, con una mora (manipulada) del 3 % de las familias. En cambio, los analistas españoles opinan de manera irresponsable que adaptar la ley concursal para personas físicas como las legislaciones de la Unión Europea pondrá en peligro la concesión de créditos.

¿pero qué de crédito estamos hablando? ¿el actual? 

Señores, no hay crédito ahora, en este preciso momento, sin cambios en las leyes para mitigar el dolor de los desahucios, y eso que nos encontramos con una morosidad del 3%.

¿por qué los analistas no se hacen esta pregunta? ¿por qué no hay crédito ahora?

Sencillamente porque están ocultando la verdadera realidad del problema.

No habrá crédito hasta que no afloren las pérdidas del ladrillo ocultas en los balances de la banca. Por consiguiente, podemos afirmar que la reforma de la normativa relacionada con los los desahucios y en concreto la ley concursal para las famlias y autónomos ayudará a que el crédito se normalice, pero nunca a los niveles de la burbuja inmobiliaria que nos llevado a la quiebra, eso ya no lo queremos aunque nos lo regalen.

Una reestructuración de la deuda de las familias y autónomos otorgará confianza al inversor internacional que quiere saber el agujero real del ladrillo en los balances de la banca, antes de invertir de nuevo en España. Sin confianza no hay crédito. Y ahora los inversores no confían en la banca española porque en sus balances hay un problema sin resolver y se llama «sobreendeudamiento de las personas físicas».

Ahora con una mora del 3 % de las familias españolas no hay crédito o es demasiado caro. Si afloramos la verdadera mora, la confianza de los inversores volverá.

No podemos equivocarnos de nuevo y confundir deuda con crecimiento. El crédito que algunos quieren que vuelva, era ficticio, crédito para financiar una burbuja inmobiliario que ha quebrado al sistema financiero y ha arruinado a una generación de jóvenes.

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=uBvO1Bb_Hi8″ caption=»Elvis Presley- (Marie the name) his latest flame»]

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*