Para salvar una empresa, los primeros que tienen que confiar en la misma son los propietarios, los socios.

Pues bien, los primeros que han dado un paso al frente y han confiado en su empresa, son los propietarios del Grupo Vips (las familias Arango, Menéndez y Manchón) reforzando el capital de la compañía con un préstamo participativo de 15 millones de euros entre 2012 y 2014, según publica hoy el diario Expansión.

 

 

 

 

 

 

El Grupo Vips ha iniciado su nueva reestructuración focalizando sus esfuerzos en una reducción de los gastos de personal y el fortalecimiento de la estructura financiera.

Ya en 2009, en este post nos hicimos eco de la primera reestructuración de la compañía, que como vemos no ha sido suficiente.

Según el análisis realizado por la compañía, el año 2012 ha sido por ahora el peor año de lo que va de crisis en el segmento de la restauración, acentuádnose el descenso de las ventas de un 6 % respecto al 2009 que ya de por sí fue durísimo.

Para el 2013 se prevé que la caída de las ventas prosiga al mismo ritmo y es por ello que se están tomando estas medidas. Ya en 2011 el grupo Vips (Starbucks Coffe en España, Vips, Gino, H3, The Wok) cerró con una facturación de 386 millones y unas pérdidas netas de 24 millones de euros.

 

Plan anticrisis o de viabilidad

 

Medidas correctoras sobre los recursos humanos

 

1.- El plan aprobado mantiene la totalidad de la plantilla, pactando por unanimidad con los sindicatos una reducción de jornada del 25 % para un tercio de la plantilla.

2.- Para los que no acepten, salida voluntaria con una indemnización de 26 días por año trabajado.

3.- Congelación salarial para toda la plantilla en 2013 y 2014.

4.- Reducción de salario para los mandos intermedios entre un 5 y un 8 %.

 

Reestructuración del crédito sindicado

 

1.- Renegociación del crédito sindicado de 30 millones de euros. Los vencimientos de 20 millones para 2012 y 2013 son prorrogados su amortización de forma progresiva hasta 2016.

2.- Préstamo participativo de los socios a la entidad.

 

 

 

Fuente: Expansión

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Olga

Mi familia se ha dedicado toda la vida a la hostelería y mi padre siempre ha dicho que para empleado vale cualquiera, pero para empresario hay que valer.

Si partimos de que los propietarios de Vips «valen» como empresarios, no puedo entender cómo su modelo de negocio sigue funcionando hoy en día. Antes de la crisis todo funcionaba a no ser que fuera estrepitosamente desastroso, pero ahora hay que optimizar recursos (hacer más con menos se debería haber hecho siempre, pero ahora tenemos más motivos).

– Una hamburguesa que cuesta 10€ de media, ensaladas por otro tanto, algunos entrantes y unos sandwiches… más los postres: esa es su carta.
– Empleados con sueldos ridículos.
– Algunos locales funcionan y otros no.

Soluciones: bajar el precio de los productos de la carta (aunque ahora van promocionando un 2×1…), cerrar los locales que no funcionan (vender) y dejar a los empleados como están que son los que menos culpa tienen. Que vaya Chicote y les ponga las pilas.

Así lo veo yo que no tengo conocimientos de Empresas pero he visto como mi familia ha levantado negocios de la nada y el restaurante de mi padre, que abrió en octubre, llenó desde el primer mes… y va una media de 100 personas a comer. Las claves: menú anti crisis (7€ por 4 platos) en el que saca rentabilidad porque 1. compra género a buen precio, cocina bien, mide la cantidad de cada plato, optimiza el género en la cocina. 2. Pocos empleados pero eficientes 3. coger a buen precio el local 4. TRABAJA.
un cordial saludo

Reply
Olga Hidalgo

Todo el rollo de antes se resume en:

– si quieres ganar dinero, no gastes.

– si no quieres deudas, no te endeudes. ¡¡No gastes lo que no tienes! —> eso es señores y sras por lo que estamos en crisis, además del choriceo del gobierno que no es pequeño.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*