Gres Catalán, fabricante de azulejos con más de cien años, cierra y solicita la liquidación ante los Juzgados Mercantiles de Barcelona, según publica hoy el diario Expansión.

Se apertura por tanto el proceso para la presentación de ofertas por la compra de la unidad productiva de esta importante e interesante empresa. Según información que dispone MAB Legal & Corporate, los administradores concursales de la concursada no han presentado todavía el Plan de Liquidación de la de compañía. Lo que sí podemos afirmar es que ya existen diversos interesados en la compra de la empresa en concurso.

Tal y como ya informamos en abril de 2012, la Gres Catalán superó el concurso de acreedores aprobando un convenio con una quita del 30 %, pero desgraciadamente no ha podido cumplir y el plan acordado.

 


 

 

 

 

«La compañía, propiedad de la familia Sugrañes, llegó a dar empleo a 220 personas en los mejores años del sector inmobiliario, cuando se convirtió en una de las compañías más importantes de la zona alta de esa comarca.

«Los costes no dejan de subir y el mercado está cada vez peor», justificaba ayer Mònica Sugrañes, responsable de márketing de la compañía. Gres Catalán pactó en abril de 2012 una quita del 30% para levantar el concurso de acreedores, con un pasivo de 13,5 millones de euros.

 

Plan de viabilidad demasiado optimista

 

En el plan de viabilidad preveía aumentar su facturación a un ritmo de dos millones de euros anuales, pero la realidad ha sido bien distinta. Por un lado, ha bajado la demanda, lastrada por un sector de la construcción que sigue en recesión. Por otro lado, la banca acreedora, entre los que se hallan CaixaBank, BBVA y Sabadell, según confirmó Sugrañes, no refinanciació la deuda de la firma.

 

La internacionalización llega demasiado tarde

 

La compañía también ha fracasado en su intento de internacionalizarse. «Había muchos contratos, pero el ritmo era demasiado lento para la necesidad que teníamos para crecer», razona Sugrañes.

Gres Catalán presentó la liquidación voluntaria el pasado 2 de diciembre y el juzgado la aceptó el 20 de diciembre. Los empleados de la compañía seguirán hasta finales de enero o principios de febrero. A partir de entonces se abrirá el período de liquidación, que durará unos seis meses.

El fabricante de azulejos no llegó a un acuerdo con la banca para refinanciar la deuda» Expansión.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Marta

Siento que la historia de una industria como esta, no pueden «fotografiarse» de forma sencilla. Las empresas son y dependen de personas, no son entes inanimados, sino el conjunto de muchas acciones y decisiones humanas. 100 años de historia dan para mucho, y aun está vivo su recuerdo. Es complejo resumir en términos objetivos las razones del fracaso o éxito de un proyecto, en términos económicos es mucho más fácil, pero ahí no están todas las respuestas. Durante mucho tiempo para muchos fue una institución ejemplar porque tenía valores más allá de los estrictamente empresariales, tal vez ese sea el verdadero capital que necesitan las empresas del futuro, ahí radica la innovación que necesitamos hoy, empresas sostenibles, humanas y con valores.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*