Seré breve.

De todas las propuestas que citó el ministro Luis de Guindos en el Congreso me quedo con tres:

 

a) Posible incremento del porcentaje de adjudicación para la entidad financiera, si la subasta concluye sin postor. El porcentaje de adjudicación para el banco subiría del 60% al 70% de la tasación.

 

Otro paso más hacia la dación en pago. Hay que recordar que en menos de dos años ha pasado del 50 % al 70 %.

 

 



 

b) Limitación del interés de demora: Los intereses de demora se limitarán a tres veces el tipo de interés legal del dinero. Aproximadamente en el 12 %.

 

Después del varapalo del Tribunal Europeo de Justicia y las sentencias que se están dictando en los juzgados de toda España, el Gobierno reconoce que los intereses de demora de todas las hipotecas son abusivos y vergonzosos. Pero que no se equivoquen, en los juzgados solicitaremos su nulidad. No queremos pagar ni el 12 %.

 

c) Posibilidad de los jueces de condonar parte de la deuda pendiente después de la subasta:


Si después de la subasta, el deudor sigue debiendo alguna cantidad (principal, intereses, intereses abusivos y costas desproporcionadas):

 

– El juez podrá condonar el pago de la deuda remanente si el deudor paga el 65% del total pendiente en el quinto año desde la adjudicación del bien tras el proceso de subasta o el 80% en el décimo año.

– En caso de que la entidad que se queda con la casa obtenga una plusvalía con la venta del bien en esos 10 años, podrá exigir que el 50% de ese incremento reduzca la deuda pendiente.

 

Respecto al primer punto, tengo la sensación que lo que quiere el Gobierno, y por consiguiente, la banca, es que sabiendo que jamás cobrarán nada después de la subasta, prefieren que el deudor se comprometa a pagar un 65 % los primeros 5 años. Ese esfuerzo del deudor, si luego lo incumple, no le habrá servido de nada.

¿Por qué un 65%? ¿En base a qué parámetros se ha calculado un 65 %? Ya que nos ponemos, que condonen un 90 % o que que condonen todos los intereses y costas que abusivas.

El segundo punto es ridículo, no vale la pena ni comentarlo.

 

En definitiva, un paso más hacia la dación en pago. Más herramientas para que los abogados podamos pelear contra la banca más prepotente de Europa. Pero otra ocasión perdida.

Se olvidan de los emprendedores que se han arruinado estos últimos 6 años. Que ahora se han quedado sin nada y siguen debiendo cantidades que jamás podrán pagar. Se olvidan de crear un verdadero procedimiento para la familia y el emprendedor sobreendeudado en el que pueda reestructurar su deuda de manera viable y repagable.

Y un último inciso. Para los «talibanes» del 1.911 del Código Civil, os recuerdo que todos estos cambios normativos del Gobierno, están limitando los efectos del «intocable» artículo del Código Civil. Ya hay casos en los que el deudor puede eliminar por completo sus efectos. El «supuesto» mejor sistema hipotecario del mundo  se encuentra contra las cuerdas. Si resulta que teníamos la mejor ley hipotecaria, ¿por qué se está modificando cada tres meses?

 

 

 

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=6wp91YPGnLw» caption=»The Beatles.- She said, she said»]

 

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*