Cuando comenzó la crisis en 2007, una de los comentarios más recurrentes entre los stakeholders de cualquier despacho de abogados era que «venían buenos tiempos para los abogados». Se preveía avalancha de reestructuraciones laborales, concursos de acreedores, aumento de la litigiosidad, etc. y por tanto aumento de los resultados y de los beneficios del despacho.

Después de más de cinco años, el sector legal español se encuentra en el peor momento de la historia, con una crisis que afecta a todos sus pilares y que provoca una reinvención total de un sector caracterizado por la nula inversión en innovación y por creer que todavía pueden volver los «Good Times» (resultados excelentes, financiación bancaria, autocomplacencia y clientes que contratan con facilidad).

 

 

 


 

 

 

El sector legal sufre al mismo tiempo las cuatro fases de una crisis al mismo tiempo:

 

1.- Crisis de modelo de negocio

 

En mi opinión la más grave de todas. Se trata de crisis estratégica externa. La que afecta a la competencia, con la entrada de nuevos competidores o liberalización del sector, cambios en los clientes, legislativos y en el propio entorno económico. El nuevo entorno es que vivimos ahora, ya no volveremos al anterior.

 

2.- Crisis operativa

 

Uno de los problemas más importantes en los despachos de abogados son las plantillas sobredimensionadas con una productividad bajo mínimos. Los despachos que han comenzado a reestructurar y a corregir su crisis operativa, están viendo su imposibilidad de llevarla a cabo por una disminución alarmante de clientes e ingresos y el elevado endeudamiento que imposibilita acceder al crédito.

 

3.- Crisis de resultados

 

Las dos crisis anteriores provocan directamente una crisis de resultados. Los ingresos se han desplomado, pero los costes y la deuda siguen ahí.

 

4.- Crisis de tesorería

 

Gravísimos problemas de liquidez que están provocando retrasos en el pago de nóminas a los abogados y por consiguiente, retrasos a los proveedores y aplazamientos con la administración pública.

 

Los despachos de abogados, como la mayoría de empresas, identifican la gravedad de la crisis cuando se encuentran en la fase cuatro. Y esa es la fase más difícil de superar.

 

 

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=AvIYqJZXtiU» caption=»El Mató a un policía motorizado.- mujeres bellas y fuertes»]

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*