He colaborado con David González, redactor de arndigital.com en este artículo sobre los mal llamados «Fondos Buitre», que en mi opinión son mucho más flexibles en la negociación de la deuda que la banca tradicional española que sigue sin ofrecer acuerdos razonables a las familias y a los empresarios.


 

Tras el rechazo de la SAREB, los ‘fondos buitre’ se lanzan a por los préstamos impagados de la banca

«Los fondos oportunistas intensificarán su actividad en España, aprovechándose de los descuentos de hasta el 96% que les ofrecen los bancos para venderles sus créditos al consumo morosos, valorados en 190.000 millones de euros. También quieren hipotecas, y esperan más bajadas de precios para comprar inmuebles

 
 
David González / Madrid
 
 
Los ‘fondos buitre’ no se dan por vencidos. Hace unas semanas la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), también conocida como ‘banco malo’, rechazó la entrada de varios inversores oportunistas en su capital. Ahora, el fondo Elliot Management, famoso por sus polémicas adquisiciones de deuda soberana argentina, ha desembarcado en nuestro país comprándole al Santander créditos al consumo impagados por valor de 300 millones de euros. Por ellos ha tenido que desembolsar solo 12 millones, gracias a que se les ha aplicado un descuento del 96%.
 
 
 
© E.P.
© E.P.
Este no es el único ‘fondo buitre’ que espera hacer negocios durante los próximos meses, y no únicamente con créditos al consumo dudosos, como han hecho a lo largo del último año: lo que quieren, y cada vez más, son hipotecas, pisos, oficinas y centros comerciales. Pero todavía no comprarán estos inmuebles: prefieren esperar a que los precios sigan bajando.

Los ‘fondos buitre’ acudieron al ‘banco malo’ porque creían que así podrían acceder a los créditos vinculados al ladrillo. Además, esto les proporcionaría una posición privilegiada desde la que esperar a la recuperación del sector inmobiliario, para adquirir inmuebles y venderlos más tarde por un precio muy superior al que pagaron cuando los compraron. Pero la negativa de la sociedad, que temía que esto pudiese causar perjuicios a los demás accionistas –la mayoría bancos españoles– ha echado por tierra sus esperanzas.

Ahora han decidido volver a centrarse en la ‘banca sana’, que, como explica el analista de la firma XTB Daniel Álvarez, está dispuesta a hacer lo que sea, incluso a incurrir en pérdidas, con tal de limpiar sus balances de activos problemáticos. Este es el motivo que subyace tras lo que, a juicio de Carlos Guerrero, abogado especializado en reestructuraciones del bufete MAB Legal & Corporate, será una “compra masiva” de créditos. Los especialistas coinciden en que dichos préstamos, que son utilizados en gran medida para comprar vehículos y financiar la actividad de muchas Pymes, ofrecen una gran rentabilidad para los fondos oportunistas.

190.000 millones en créditos dudosos

No en vano, los ‘fondos buitre’ empezaron a actuar en España entre 2011 y 2012 por medio de estas operaciones. Así, el Santander entregó a los fondos estadounidenses Fortress, Cerberus y Lone Star créditos y préstamos hipotecarios por un valor aproximado de 1.500 millones de euros; a cambio, cobró unos 200 millones.

No ha sido el único. En 2012 los ‘fondos buitre’ compraron, como mínimo, 5.000 millones de euros en créditos fallidos a las entidades financieras. A ello contribuyeron ofertas tan jugosas como las de la ‘Operación Camelia’, que emprendió el BBVA para sanear su balance, y que le llevó a entablar negociaciones el año pasado con varios fondos para venderles préstamos y activos adjudicados por 1.500 millones de euros. O la del Popular, que vendió créditos valorados en otros 1.000 millones y obtuvo a cambio un beneficio neto de 35 millones.

Este año, es muy probable que dichas ventas se intensifiquen, según Daniel Álvarez. Los bancos tienen en sus balances unos 190.000 millones de euros en créditos dudosos a particulares y empresas. Y los ‘fondos buitre’ se han preparado para empezar las compras. El fundador de Elliot Management, el millonario Paul Singer, parece muy interesado por el mercado español; y otra entidad estadounidense, Apollo, piensa invertir 1.000 millones en España. Incluso se les han unido algunas firmas nacionales, como Savia Asset Management. Su principal accionista es JB Capital Partners, cuyo presidente es Javier Botín, hijo del dueño del Santander.

¿Prácticas ilegales?

Sin embargo, la actuación de los ‘fondos buitre’ sigue estando ampliamente cuestionada. Las principales dudas surgen acerca de la legalidad de sus métodos. No es para menos, dado que Elliot Management se ha hecho famoso por haber conseguido que el buque escuela de la Armada argentina fuese retenido en Ghana hasta que la Casa Rosada accedió a saldar parte de la deuda de 370 millones de dólares. 

Para la asociación de consumidores Ausbanc, las compras de créditos “podrían estar realizándose de forma ilegal”, porque los bancos estarían poniendo a disposición de los ‘fondos buitre’ los datos personales de los clientes que han contratado estos préstamos. Como resultado, están siendo “acosados por deudas mínimas, y quizás inexistentes, mediante llamadas de teléfono”. Una estrategia que practicarían desde fuera del territorio español y desde fuera de fondos especializados en gestión de cobros, como el noruego Aktiv Capital. Por el contrario, Carlos Guerrero piensa que estos inversores dan muchas más flexibilidad a sus deudores que las entidades bancarias tradicionales. 

Objetivos: pisos e hipotecas

Pero lo que realmente atrae cada vez más a los ‘fondos buitre’ son los activos ligados al sector inmobiliario que la ‘banca sana’ no ha traspasado a la SAREB, especialmente las hipotecas. El problema es que, hasta la fecha, y con algunas salvedades, no ha habido un acuerdo en los precios que permita a los inversores oportunistas emprender compras masivas similares a las que están efectuando con los préstamos impagados.

El otro gran frente en el que los ‘fondos buitre’ se están preparando para atacar es el de los inmuebles. Según Julio Gil, socio director de la consultora inmobiliaria Horizone, lo que más les interesa son las oficinas y los centros comerciales. No obstante, el último informe de la consultora CBRE Richard Ellis, elaborado tras entrevistar a unos 200 directivos del sector inmobiliario, indica que ya no solo buscan centros comerciales en las grandes ciudades españolas, también quieren carteras residenciales.

Y eso también le sobra a la ‘banca sana’: el Santander tiene un ‘stock’ valorado en 8.300 millones de euros, el del Popular asciende a 5.668 millones, y el BBVA tiene en sus manos más de 8.000 inmuebles. Por su parte, la división inmobiliaria del Sabadell, Solvia, ha puesto recientemente a la venta otros 12.000 pisos. Ante esta situación no es de extrañar, como indica Daniel Álvarez, que “figuras como Paul Singer estén interesados en invertir en España”, con todo lo que eso puede conllevar. 

De momento, según Carlos Guerrero, a los fondos oportunistas siguen sin convencerles los precios, que les parecen demasiado elevados para llevar a cabo sus operaciones de ‘alto riesgo’. Pero esta situación podría cambiar más pronto que tarde. La agencia de calificación crediticia Fitch señala que el precio de la vivienda puede desplomarse un 15% en 2013. Entonces, cada vez parecerá más factible que, como señala Daniel Álvarez, los ‘fondos buitre’ puedan acabar formando parte del sector inmobiliario español, y compitiendo tanto con los bancos como con la propia SAREB.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*