Cualquier operación de venture capital tiene que tener como objetivo que la startup target tenga un potencial del modelo de desinversión desde el principio con un TIR elevado. Como ya sabemos el capital riesgo cuando entra en la startup, ya está pensando en su salida que se producirá en 5 o 10 años.

En una desinversión intervienen numerosos factores entre los que destacan: factores externos, la situación de la startup, el sector en el que se encuentra, los mercados, etc..

Por tanto, podemos clasificar en cuatro, los tipos de desinversión en una startup,

 

 

 

 

 

 

 

1.- El capital riesgo vende sus participaciones a una empresa que pertenece al mismo sector. A la adquirente le encaja la operación por su propia estrategia y las sinergias que puede generar. Se trata de la habitual venta a socio industrial o «trade sales».

2.- Adquisición por los propios socios emprendedores de la startup o «buy backs» El capital riesgo en su salida vende a los propios socios emprendedores que quieren seguir en la empresa.

3.- Vender la participada a otro capital riesgo o «secondary buy-outs». Capital riesgo transmite a otro capital riesgo.

4.- Vender cuando se da por perdida la totalidad de la inversión o «write-off».

5.- Salida a bolsa o fusión con una empresa cotizada.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*