Hemos ganado un juicio a UNNIM BANC, actual Grupo BBVA, en relación a cláusulas abusivas. El juzgado de primera instancia número uno de Barcelona ha declarado la nulidad de una cláusula suelo y se condena al banco a devolver las cantidades pagadas de más, en contra del reciente criterio del Tribunal Supremo.

Si necesitas abogados especialistas en cláusulas suelo, contacta con los abogados bancarios de LexGoapp y reclama la nulidad de la cláusula suelo y la devolución de los gastos hipotecarios.

La resolución no es tan novedosa, si no fuese porque se ha conseguido en una oposición a una ejecución hipotecaria. Esto abre la posibilidad de oponerse a todas y cada una de las cláusulas abusivas de una hipoteca, como por ejemplo, cláusulas suelo, multidivisa, intereses de demora y vencimiento anticipado del préstamo, entre otras.

Asimismo, el juez ha abierto la posibilidad de declarar nula la cláusula de vencimiento anticipado hasta que el banco no realice la nueva liquidación sin aplicación de la cláusula suelo y se calcule si la cantidad cobrada indebidamente por el banco se compense con las cuotas impagadas.

Extracto Auto de incidente de oposición del Juzgado de primera instancia nº 1 de Barcelona,

“Décimotercero.- Efecto combinado de la cláusula de VA (vencimiento anticipado) y la nulidad de la cláusula suelo: pronunciamiento provisional. (…) A continuación se analizará y apreciará la nulidad de la cláusula suelo, lo que podrá implicar que ciertas cantidades cargadas a la parte ejecutada, efectivamente pagadas y computadas por la ejecutante como pagos deban conceptuarse como cobros indebidos que necesariamente deben compensarse con los impagos que efectivamente se han producido, al no ser debidos tales importes como efecto de la nulidad. Ello podrá implicar que el alcance del incumplimiento real (tras la aplicacion de los efectos de nulidad) sea menor que el computado en doce mensualidades en la liquidación aportada. Es por ello que por el momento no puede efectuarse un pronunciamiento definitivo sobre la inexistencia de la nulidad de la cláusula de VA, al desconoceerse si la aplicación de la cláusula suelo ha tenido alguna incidencia en el alcance de los impagos y en qué medida, por lo que habrá que estar a la espera de la nueva liquidación que presente la parte ejecutant aplicando la variabildiad del tipo remuneratuos real”.

Éstos son algunos de los argumentos del juzgado para declarar la nulidad de la cláusula suelo:

1.- “En concreto, no presenta una especial complejidad que dificulte, por sí misma, la comprensión. Asimismo, la redacción es concreta, sencilla, accesible, legible, con posibilidad de comprensión directa. Ello no obstante, el propio TS indica que este control es insuficiente y deben abordarse otros parámetros de transparencia material no sólo formal o de validez. Así, no consta que el presente caso se hayan realizado simulaciones de escenarios diversos ni que se haya dado una información específica sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo o sobre el comportamiento previsible del índice de referencia (al menos a corto plazo).”

2.- “En sentido contrario, se dan algunos de los parámetros fijados por el TS tendentes a reforzar la apreciación de la nulidad: cláusulas suelo y techo se fijan en un mismo apartado del contrato, lo que integra un factor de distorsión de la información; la cláusula se halla en un contexto de otras informaciones o condiciones contractuales exhaustivas que en cualquier caso dificultan su identificación; ello incide directamente en una mayor dificultada de que los ejecutados percibieran debidamente que se trata de una cláusula que define el objeto principal del contrato, con incidencia en el contenido de su obligación de pago. 

Igualmente, mientras que el tipo de la primera fase y los diferenciales subsiguientes se resaltan en negrita, no sucede lo mismo con la cláusula suelo. Concurren así pues indicios de que la oferta del interés variable no se completó con una información adecuada sobre los efectos de la cláusula suelo; en este punto es relevante que el propio TS advierte que ello puede producirse con independencia de la ubicación de la cláusula; lo relevante según el TS, es la capacidad de desplazar el foco de atención del consumidor sobre elementos secundarios.”

El Auto hace referencia y det los parámetros de transparencia (que no de equilibrio)

3.- “En definitiva, puede concluirse que, de la prueba que se dispone, en el presente caso, pese a tratarse de una cláusula definitoria del objeto principal del contrato, se le dio un tratamiento impropiamente secundario, lo que pudo implicar que los ejecutados no percibieran la verdadera relevancia que podía tener el funcionamiento ordinario del contrao. Para apreciar la nulidad no se tendrá en cuenta la innegable desproporción entre el límite superior (12 %) y el inferior (3,25 %), ya que según el TS no debe analizarse el equilibrio.

De todos modos, sí puede valorarse lo elevado del limite inferior respecto del último parámetro apuntado, ya que, gracias a la introducción del mismo en el contrato,el prestamista podía prever que las oscilaciones a la baja del índice de referencia no repercutirían de forma sensible en el coste del préstamo, convirtiendo un contrato de préstamo teóricamente a interés variable en préstamo a interés fijo, variable exclusivamente al alza. La consideración conjunta de todos los criterios expuestos impone apreciar la nulidad de la cláusula suelo.”

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*