Y con esta última entrevista a Carlos García- León, Periodista del diario Expansión especializado en el sector legal y Fundador del canal Jurídico de Expansión.com, finalizo la serie de entrevistas a los ganadores de la I Edición de los premios Law & Startup de MAB Legal.

Es para mi un privilegio el haber tenido la oportunidad de entrevistar a Carlos García- León ganador del premio al periodista jurídico del año, por el desarrollo y consolidación de la sección del canal Jurídico en internet y en el reto de apostar por los temas legales y el mundo de la abogacía de los negocios en el  periódico Expansión. Le agradezco enormemente a Carlos esta oportunidad y espero que os guste.

 

 

 


 

 

 

En primer lugar nos gustaría conocerte más. Cuéntanos algo de ti. ¿Cómo comenzaste en el mundo del periodismo jurídico?

Nunca había pensado que me dedicaría a esta materia. No soy jurista de formación, así que fue casualidad. Tras un tiempo trabajando en el suplemento Expansión & Empleo, que editaban Expansión y El Mundo, donde escribía sobre temas de gestión, profesionales, retribución, conciliación… se dio la circunstancia de que el anterior director del periódico decidió reforzar el área jurídica y, en concreto, me encargó crear un nuevo canal Jurídico en Expansión.com que complementara al suplemento Jurídico, que ya venía funcionando años atrás con éxito considerable. Y en esta aventura legal, en ambos soportes: papel y web, llevo ya más de seis años. Y debo decir que me gusta.

Expansión jurídico ha conseguido algo clave para los abogados, disponer de una presencia diaria en el periódico económico más importante de España. ¿Cómo lo habéis conseguido?

Creo que después de una década el suplemento se ha consolidado como una de las referencias en el sector legal en España. Muchos abogados me dicen que lo primero que hacen el martes al llegar al despacho es ver “el Jurídico”. Pero hace seis años nos pareció que hacía falta tener una continuidad con los lectores y no limitarnos sólo a salir una vez a la semana. Así que apostamos por crear el canal en internet que se asentó muy rápido entre los lectores –a pesar de que al principio muchos abogados a los que les presenté el proyecto no acababan de verlo– y en pocos años experimentó un gran crecimiento de audiencia. El año pasado, Expansión se propuso el reto de pasar a ser una sección diaria en el periódico que apostara por los temas legales y el mundo de la abogacía de los negocios. No era una decisión fácil en un momento en el que muchos periódicos reducen páginas en sus ediciones, eliminan suplementos o incluso dejan de salir en papel algún día de la semana, como El Economista, o de forma definitiva, como Público. Pero quien no arriesga, no gana. Hemos configurado un nuevo equipo de redacción, seguimos contando con el apoyo indispensable de Wolters Kluwer, y tengo que decir que estamos muy contentos con el resultado en estos nueve meses de la nueva etapa de Expansión Jurídico, donde le hemos dado mucha más importancia a los reportajes y temas propios y hemos logrado nuevos enfoques sin perder nuestra esencia. Además ya estamos pensando en nuevos proyectos para la próxima temporada.

Carlos, tú que te mueves por los grandes despachos de este país, ¿Nos puedes aportar información respecto a los planes de futuro de estos despachos? ¿Habrá fusiones, cuáles son sus estrategias para los próximos 5 años? o ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Es difícil que los despachos de abogados tengan actualmente definidas estrategias muy a largo plazo, porque la propia situación económica del país cargada de incertidumbre, hace casi imposible hacer planes de futuro, sin saber cómo va a ser ese futuro. Anticipar más de un ejercicio casi parece una temeridad. Pero sí parece claro que por fin los despachos más importantes, no sólo los más grandes sino algunos medianos, se han dado cuenta de que la internacionalización es algo indispensable para que su negocio no dependa exclusivamente del mercado español. Cuando las cosas iban bien y los porcentajes de crecimiento de facturación eran elevados, no se apostó mucho por salir con fuerza a competir al exterior, sino que se hacía tímidamente acompañando a algunos clientes. Pero ahora, los grandes despachos quieren también competir en derecho local en otras jurisdicciones y se han lanzado a ello, empezando por Latinoamérica. Estoy seguro de que a Garrigues, el primero que ha anunciado una ambiciosa estrategia al respecto, le seguirán otros. Cada uno con un proyecto distinto y adecuado para el tamaño, la estrategia y la ambición de cada firma.

Y por otro lado, no auguro muchas más fusiones en el mercado legal español, al menos no de tamaño significativo. La crisis ha traído algunas concentraciones, de las cuales unas han tenido éxito y otras han sido un fracaso absoluto, porque unir dos bufetes es algo más que unir facturaciones y muchos despachos se dan cuenta de esto cuando es demasiado tarde. Sí que podría ser posible que las ramas legales de las auditoras siguieran integrando pequeñas firmas especializadas en sus agresivas políticas de crecimiento, y es probable que haya más casamientos a nivel internacional entre firmas de nivel medio-alto de Estados Unidos y Reino Unido.

Y para los medianos y pequeños despachos, ¿Qué estrategia recomendarías? o ¿Cómo crees que se adaptarán al nuevo escenario económico?

No me siento con autoridad para recomendar ninguna estrategia, porque además cada despacho es muy distinto y lo que puede funcionar para uno puede que sea nefasto para otro.  Además no debe ser tarea fácil porque, según un reciente estudio elaborado por Sage entre 373 bufetes de toda España -generalmente medianos y pequeños-, el 62,8% de las firmas no cuenta con un plan estratégico para saber hacia dónde quiere ir y para comprobar periódicamente que se están cumpliendo los objetivos de negocio.

En cuanto a su adaptación al nuevo escenario económico, el mismo estudio refleja que sólo el 20% de los despachos prevé crecer este año.  Es cierto que en las últimas semanas parece que vivimos inmersos en una ola de optimismo y algunos expertos creen que pronto comenzaremos el camino de la recuperación. Difícil saberlo, pero ojala sea así.

España es un país con muchísimos despachos de abogados de una altísima calidad, pero no sólo los denominados grandes, sino numerosos bufetes pequeños y microdespachos que se encuentran a lo largo de todo el territorio español, con gran flexibilidad y magnífica atención al cliente, y que representan alrededor del 90% de la abogacía española.

En referencia  a la  marca corporativa y marca personal, ¿Cómo deberían planificar un abogado la gestión de ambas marcas?

En mi opinión, ambas deben ir de la mano. Cuando un letrado potencia su marca personal está beneficiando al bufete donde trabaja, que cuenta con un abogado más reputado en sus filas. Y cuando un despacho apuesta por desarrollar su marca corporativa, consigue que todos sus abogados tengan automáticamente más valor, y sus marcas personales puedan crecer más fácilmente. Una firma, como ninguna empresa, nunca debería tener miedo ni obstaculizar que un abogado adquiera una marca personal potente. Si le pone trabas, el profesional acabará yéndose. Y no hay que olvidar que una empresa es tan grande como la suma del talento que consiga reunir.

¿Crees que es clave la presencia de los abogados en las redes sociales?

No. Es importante, pero a día de hoy, aún no creo que sea clave. Hay otras cosas que en 2013 sí son básicas y fundamentales para un abogado, como por ejemplo tener más conocimientos en gestión y en aspectos comerciales. Ahora bien, dicho esto, yo soy un defensor y apasionado de las redes sociales. Creo que pueden aportar mucho en el desarrollo profesional de los abogados y son una herramienta muy importante para las firmas jurídicas. Su implantación se está llevando a cabo muy rápido en España, y creo que existen muchas más ventajas estando en las redes que no estando. Cuanto antes demos el paso, mejor. Pero ahora mismo no es fundamental para ejercer con éxito la profesión de abogado.

¿Qué recomiendas a los abogados jóvenes y recién licenciados que se encuentran en paro o con pocas posibilidades de encontrar un trabajo bien remunerado?

Primero que no desesperen, aunque puedo entender perfectamente que esto es fácil decirlo pero mucho más difícil llevarlo a cabo. Si cuentan con medios económicos y/o apoyo familiar, yo invertiría más en formación, para lograr una mayor diferenciación. Además, la mayoría de las escuelas de posgrado ofrecen prácticas profesionales a sus alumnos al final del periodo lectivo, donde se adquiere una buena experiencia e incluso puede que consigas un contrato laboral en esa empresa. Otra posibilidad, si se domina el inglés, es buscar un trabajo fuera de España, en países con más perspectivas de crecimiento en la actualidad.

Alguna frase que siempre llevas en tu mochila.

Siempre llevo conmigo esta: “Lo hicieron, porque no sabían que era imposible”. Me parece una actitud ante la vida. Y hace pocos días me tropecé en una pared con otra frase, pronunciada por Thomas Alva Edison, que me gustó mucho: “Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”.

Carlos García-León

Periodista del diario Expansión, especializado en el sector legal. Fundador del canal Jurídico de Expansión.com. Colaborador del suplemento Mercados de El Mundo y del programa Abogados, en Gestiona Radio.

Es licenciado en Periodismo y en Comunicación Audiovisual por la Universidad Nebrija y posgrado en marketing digital por EAE Business School y la Universitat de Barcelona. Ha desarrollado su actividad profesional en Radio Voz, Onda Cero, Llorente & Cuenca, Grupo Vocento y Unidad Editorial.

Es profesor de comunicación, fundamentalmente para abogados, en varios másteres y cursos superiores en Esade-Universidad Ramón Llull, Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Rey Juan Carlos, Centro de Estudios Garrigues y Universidad de Navarra.

Es ponente y moderador habitual en sesiones relacionadas con el Derecho empresarial organizadas por escuelas de negocios, universidades, colegios de abogados u otras instituciones. Ha sido jurado de los premios Lawyer & Digital en el marco del Digital Law World Congress 2012 del Colegio de Abogados de Barcelona.

Es miembro de la junta directiva de la Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos (Acijur) y pertenece a Inkietos (espacio de networking y debate sobre la abogacía de los negocios).

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*