Hoy Emilio Aparicio, abogado que sigo en Twitter y al que respeto muchísimo, me ha proporcionado la idea para el post de hoy con este tuit y enlace a su excelente blog,

 

 

La verdad es que Emilio si buscaba crear polémica lo ha conseguido y con creces. Estoy seguro que su post se está leyendo muchísimo y la difusión en las redes sociales será muy elevada. Es lo que tiene el social media. No estoy de acuerdo con el post de Emilio, con todos mi respetos. Os transcribo aquí la cuestión que me gustaría debatir contigo,

 

 

 


 

 

 

 

El maná del social media para abogados

Extracto post del Blog de Emilio Aparicio

«No voy a negar la importancia de nuestra presencia en las redes sociales, pero si creo necesario poner cierto coto a los efectos que se anudan a esa presencia que, en no pocas ocasiones, se califica de imprescindible. 
 
Lo que voy a decir a continuación es desde mi experiencia, pues no soy, ni mucho menos, experto en la materia, por lo que el post se abre a vuestra crítica.
 
La presencia en las redes sociales es importante desde una perspectiva del conocimiento y de relación con otros profesionales, pero dista mucho de convertirse en la panacea de la captación de clientes. 
 
¿Porque pienso así? Pues porque nuestra profesión tiene un pilar básico, la confianza del cliente, y la misma no se insufla ni por twitter, ni por facebook, ni por linkedIn. La confianza se gana y, para ello, es del todo punto necesario tratar, en persona, y no en el mundo virtual, con el cliente.
 
Y es que una cosa es complementar nuestra actividad con las redes sociales y otra bien distinta es pensar que las redes sociales son un buen medio para la captación de nuevos clientes.
 
Fijémonos, por ejemplo, en nuestros contactos de linkedin o en nuestros followers de twitter. ¿Que perfil tienen? Pues seguramente el nuestro y, por ello, la virtualidad de conseguir un cliente a través de nuestra presencia en twitter o en linkedin es nula o, prácticamente nula. Si os sirvo como ejemplo, yo hasta la fecha no he conseguido ninguno.
 
Hay que olvidarse del mundo 2.0 y poner los pies en el mundo real pues el cliente quiere vernos, oírnos, contarnos,… y, para eso, no vale el social media. La tecnología nos permite llevar asuntos  en cualquier punto geográfico y a pesar de ello ¿cuantos clientes tenemos de fuera de nuestra área geográfica?. ¿Porqué? pues simple y llanamente porque el cliente quiere nuestra cercanía, y ello no se sustituye ni con social media ni con videoconferencias. La confianza se gana en el cara a cara, con la tranquilidad .»
_

¿Por qué no estoy de acuerdo con el post de Emilio Aparicio?

Porque las redes sociales sí que son un medio para captar clientes e incluso fidelizarlos, pero sin una buena planificación de la estrategia digital integrada en el plan de negocio del despacho de abogados, es probable que no se obtengan los resultados que uno esperaba.

Emilio en su post, dice que él no ha conseguido ningún cliente hasta la fecha, cosa que me extraña ya que le sigo desde hace bastante tiempo. Emilio dice también que el cliente busca confianza. Es este punto estoy de acuerdo con él. La confianza es uno de las 3 claves que considero que forman parte del valor que un abogado aporta a su cliente. Pero la confianza no se gana simplemente con la presencia física en el «mundo real».  Como dijo Eugenia Navarro, «Los clientes buscan en sus abogados el “trusted advisor” ,es decir, el abogado que aporta criterio y al que incluso se le consultan otros temas del negocio por que aporta valor. » 

Cuando un cliente te contrata vía online, el servicio que le prestas es offline y online. A mi me han contratado en toda la península ibérica y fuera de ella. Y el servicio se ha prestado presencialmente y mediante skype, teléfono y correo electrónico. Todo es «mundo real».

Y ¿por qué me contrataron a mi y no otros abogados de la zona geográfica del cliente?

En mi opinión, las redes sociales es un canal más, una herramienta muy importante dentro de la estrategia digital del despacho y que si se emplea de manera adecuada puede contribuir a posicionar la marca del despacho y a generar nuevos clientes y a fidelizar los actuales.

Son muchas las preguntas, respuestas y debate que genera el sensacional post de Emilio. Desde aquí te hago las preguntas que muchos abogados se hacen,

¿Las redes sociales generan negocio a un despacho de abogados?

¿Se puede generar confianza a través de las redes sociales?

Alfonso Everlet ha aportado en twitter un artículo de hace un año, con la opinión de reputados expertos en la materia y complementando la siempre esencial aportación de Luis Abeledo,

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

13 Comments

Javier Sanxchez

Si es un despacho especializado en Start up, emprendedores y empresas de base tecnológica, es fundamental y así te pedirán tus propios clientes estar presente en las redes , y es más la comunicación será fundamental por esta vías. Que se obtienen nuevos clientes a corto plazo creo que no , pero con el tiempo al crear marca y renombre al largo plazo puede ser una de las vías mayores de obtención de clientes. Y me alegro que la Abogacía se abra a las redes sociales y que no se nos vea como Abogados frikis y poco serios por algunos sectores antidiluviano de la Abogacía.Que los Abogados anglosajones no llevan bastante ventaja en las redes sociales. Buen fin de semana .

Reply
Luis Abeledo

Buenas noches, por alusiones.

Gracias por la cita. Hoy llevo dos. La primera Emilio. El abogado que le dijo que hay mundo fuera de twitter y que no ha conseguido clientes, fui yo. La segunda Carlos en uno de los blogs jurídicos más seguidos de España.

Como twitter solo tiene 140 caracteres es difícil explicarse. Voy a intentarlo sin aburrir.

1.- Es imprescindible estar en las redes pero estar no implica conseguir clientes.

2.- Los abogados somos empresas y como tales debemos comportarnos.

3.- Los despachos necesitamos una estrategia de marketing y captación de clientes al igual que cualquier empresa. Para ello es imprescindible EXISTIR en internet.

4.- Una vez que consigues interesar a un cliente el 99,9% de las veces te va a buscar en internet. Para ello puedes tener una web, lo mínimo; y luego generar VALOR AÑADIDO.

5.- Los despachos podemos generar valor añadido estando en las redes sociales, demostrando los conocimientos mediante análisis de sentencias, asuntos, problemas, análisis, blogs, todo ello orientado a un target de clientes que, previamente, hemos estudiado; y sin olvidar que es importante las acciones off line; conferencias, desayunos, charlas, cursos.

Por eso he dicho que no he conseguido un solo cliente en twitter porque solamente he activado una pata de la mesa, todavía me quedan ajustar las otras tres.

Buenas noches

Reply
Chantal Català

No hay un mundo 2.0 distinto del real. Igual que no hay un tiempo de ocio en el que no seamos abogados. Hemos de aprender a que no somos ni máquinas ni compartimentos estancos. En cada momento podemos poner el foco en un aspecto o en otro, pero no podemos desconectar del resto. Y cuando antes lo asumamos mejor.
Para conseguir confianza primero han de saber que existes. A través de la tecnología también te das a conocer. Y hoy en día casi todo se «verifica» desde internet.
Cuando teníamos prohibida la publicidad los despachos grandes sacaban notas de prensa para conseguir publicidad / notoriedad. Hoy todos podemos mostrarnos. Tú eliges cómo.
Por cierto, yo sí he conseguido clientes por canales 2.0: por Twitter, por el blog, por directorios on line y también gracias a Google. El resto han venido por el boca-oreja, por una noticia en un períodico, uno por la placa de la puerta y otros por la guía telefónica. Actualmente la mayoría son por recomendación de clientes o por internet.
Hoy que las distancias no son un problema, si aceptamos que podemos compartir, sobreviviremos y triunfaremos.

Una abogada, tranquilamente un domingo desde el móvil, navegando para conocer y seguir existiendo.

Reply
Javier Sanxchez

Estoy completamente a favor de utilización de las redes sociales , pero dependiendo de la especialización del despacho tendrá más presencia o menos en las redes sociales debido al potencial cliente. Un penalista tendrá menos presencia en la red que un mercantilista especializado en tic cuya presencia es obligatoria. En poco tiempo y para jóvenes abogados y nuevos despachos será la vía principal de obtención de clientes, ya que es buena esta presencia para su posicionamiento y para crear una marca personal, pero aquellos abogados de más de 20 años de ejercicio o grandes despachos tan sólo será un complemento desaprovechado por ellos por la falta de interés que prestan al asunto.La Abogacía aun está lejos del 2.0 de Internet y de las redes sociales, muchos abogados no creen que se pueda llegar al cliente y que hay que estar pero nada más. Las redes sociales hacen al Abogado 2.0 más cercano al cliente con un trato mas personalizado y rápido. Conozco muchos casos de compañeros que para acceder a el y se ponga al teléfono se tiene que pasar por secretaria, pre secretario y postsecretaria y al final ni consigues contactar.Por tanto las redes sociales cambia toda relación cliente abogado a mejor si se saben utilizar con sentido común.

Reply
Elena Ayache

Buenas noches,

En primer lugar, me gustaría felicitar tanto a Carlos Guerrero como a Emilio Aparicio, a Carlos por volver a fomentar el debate a través de su blog y a Emilio por su valentía al publicar un artículo transgresor en el que se muestra crítico con el pensamiento mayoritario.

Mi postura se acerca más a la de Carlos pese a que mi situación es igual a la de Emilio; aún no he conseguido ningún cliente a través de las redes sociales. Esta situación no me preocupa porque llevo muy poco tiempo en el mundo virtual (menos de dos meses), así que lo veo como algo normal. Confío en que los resultados llegarán tarde o temprano. No pudiendo basar mi opinión en mi propio éxito en las redes, voy a argumentar mi visión sobre este tema utilizando mi experiencia como consumidora de servicios en internet.

Próximamente, tendré que acudir a un neumólogo para tratar el asma de uno de mis hijos. Tanto mis hijos como yo, tenemos contratado un seguro médico privado, así que lo primero que hice fue descargar el cuadro médico de la compañía, por internet por supuesto, para ver cuántos profesionales ofrecían sus servicios en Las Palmas de Gran Canaria. En el listado había ocho neumólogos. Busqué referencias en internet sobre cada uno de los médicos. No encontré nada en la red sobre tres de ellos, así que los descarté inmediatamente. Del resto de los profesionales pude encontrar algo de información. Algunos tenían página web, y otros incluso críticas y valoraciones de pacientes. Finalmente, decidí llamar por teléfono a la consulta del médico que más me convenció “virtualmente”. Pronto tendré la cita con él, y será entonces cuando podré decidir si me convence o no, pero gran parte de mi confianza ya se la ha ganado, simplemente, por tener una buena imagen profesional en la red.

Recientemente, disfruté de unas cortas vacaciones junto a mi marido e hijos en el sur de Gran Canaria. Para escoger alojamiento, recurrimos a un portal de internet. La elección del hotel se basó, exclusivamente, en la confianza que nos inspiró el mismo a través de su presencia en la web (página corporativa, galería de imágenes, servicios y, como no, los comentarios de otros usuarios). No hace mucho que leí en el Diario Expansión, que Chambers & Partners estudiaba elaborar un “Trip Advisor” de abogados para Europa. La noticia no me sorprendió.

Algunos compañeros han señalado, anteriormente, que “si no estás en la red, no existes”. Estoy totalmente de acuerdo. Vivimos en un mundo en el que la información está a un click de distancia, y si no nos mostramos “virtualmente”, no seremos accesibles para muchísimas personas. Cierto es, que muchos de nosotros no vamos a ofrecer nuestros servicios en el extranjero, ni siquiera fuera de nuestra provincia, pero eso no significa que nuestros potenciales clientes no nos puedan conocer a través de la red. Más de una vez, he contratado algún servicio o he comprado algún producto a alguien que, teniendo su negocio a escasas calles de distancia de mi domicilio, he conocido por internet. Cada vez es más común obtener las referencias que antes conseguíamos de nuestros familiares y amigos preguntándole a nuestro “amigo” Google o a los nuevos contactos que hemos conocido a través de las redes sociales. La confianza se puede generar online, por supuesto que sí, otra cosa es que después se tenga que demostrar que somos dignos de esa confianza en las distancias cortas.

Reply
carlos creus

Es q lo estáis enfocando mal: os centráis en la forma y no en el contenido.

Si retwiteais 50 noticias de expansión no vais a hacer ni un solo cliente xq les importa un bledo: tanto e twitter como en el clásico boletín en papel.

Ahora bien, si traducimos las noticias al lenguaje de nuestros clientes, veréis q utili resulta twitter.

Y para ejemplos, los economistas «mediáticos»

Reply
Emilio Aparicio

Todo empezó con unos DMs con Luis Abeledo sobre este asunto, continuó con un «inocente» post sobre el social media para abogados y desembocó en una rápida réplica de Carlos (cuando me llegó la notificación de que lo marcaba como favorito me saltó el sentido arácnido). A partir de ahí comenzaron los tuits de Luis Abeledo, Alfredo Herranz, Alfonso Everlet, Paula Fernández, Javier Sanxchez, Carlos D. Lacaci, Lucas Blanque, Sergio Clavero, Lidia Zommer, Jose Díez Reixa, Asuncion Peix, Hugo Sanchez, Ángel Perez, Xabi Álvarez, Elena Ayache, Laura M. Molla.

Opiniones hay para ambas posturas, más para una (la de Carlos) que para la otra (la mía), lo que ya es indicativo de que la cuestión no es, ni mucho menos, pacífica entre los abogados.

Pero, ¿realmente están tan alejadas las posturas?. Pues creo que no, porque quienes defienden la eficacia de las redes sociales para captar clientes supeditan la misma a la adecuada planificación estratégica del despacho y abogado. Y entonces la pregunta que se hace necesario responder es si los abogados y despachos en general cuentan/ contamos con esa planificación.

Y ahí, salvo excepciones, la respuesta es que no. El marketing digital es una asignatura pendiente de gran parte de los abogados y despachos, posiblemente derivada de la extinta imposibilidad de publicitar nuestros servicios, y ello impide hacer útil, como canal de captación de clientes, las redes sociales.

Reconozco que la presencia en internet es importante, pues aún recuerdo como a consecuencia de la publicación por parte de una administración pública de un recurso de alzada que interpuse en nombre de un cliente, y que fue estimado, me llovieron consultas y llamadas, pero lo que aquel recurso me dio no me lo puede dar una red social, simple y llanamente, porqué no puedo publicitar mi actuación profesional en los términos en que lo hizo la administración al colgar mi recurso y la resolución del mismo en su web.

En definitiva, redes sociales sí, pero estrategia también, y esta última brilla por su ausencia en muchos de nosotros, entre los que me incluyo.

En cualquier caso, el tiempo nos da o quita razón, y por ello debo admitir que ayer, dos días después de publicar el post, me entró mi primer cliente por una red social (facebook). Como se suele decir, por la boca muere el pez.

No quiero terminar sin dar las gracias a Luis y a Carlos, pues sin ellos ni hubiese nacido el post ni se hubiese difundido.

Y gracias también a todos los que habéis opinado, comentado y compartido, pues de lo que no hay duda es que las redes sociales son esenciales para aprender y seguir creciendo como profesionales.

Reply
ana bravo

-Presencia en las redes sociales SI, pero con estrategia.
No basta con poner un perfil y poco más, es necesario que la presencia sea activa y este actualizada.
Util para fidelizar clientes, transmitir confianza, y transparencia.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*