Mi artículo publicado ayer en Lawyerpress emprende,

¿Por qué no voy a hacer vacaciones en agosto?

Hemos llegado al final de otro año jurídico, sin duda en mi caso, uno de los más intensos de mi carrera. Aunque ha sido un año frenético, he tomado la decisión de no hacer vacaciones. Bueno sí, en julio estuve diez días de vacaciones, pero ahora en agosto voy a trabajar durante todo el mes.

 

Estos últimos días, vía twitter, hemos discutido entre compañeros, la necesidad o la recomendación saludable de tomarse mínimo tres semanas de vacaciones en agosto.

 

La mayoría de abogados considera que en agosto, es estrictamente necesario irse de vacaciones y desconectar totalmente de todo lo que tenga que ver con el mundo jurídico.

 

Me imagino que leyendo el título del artículo se entiende que no estoy de acuerdo con esa desconexión total. A mi esto de desconectar de manera  automática y totalmente me parece algo de imposible cumplimiento. Jamás he conseguido desconectar de nada. Supongo que se trata alguna patología personal, pero la realidad es así.

 

Este agosto, será la primera vez que renuncie a mis vacaciones. He decidido trabajar todo el mes como si del mes de febrero se tratara.

 

¿Por qué? Os lo voy a explicar de la manera más resumida posible con el convencimiento sincero que muchos de vosotros mañana renunciaréis de manera voluntaria a vuestras merecidísimas vacaciones.

 

 

 

Derechos de Fotolia


 

 

¿Por qué no voy a hacer vacaciones en agosto?

 

1.- Porque cada año que pasa, las empresas deciden no cerrar en el mes de agosto. La crisis sigue su curso y los departamentos internacionales de la empresas no pueden cerrar todo el mes porque sus clientes siguen encargando pedidos, se firman contratos, etc.

 

2.- Porque los clientes fragmentan los encargos profesionales y contratan a dos o más despachos de abogados para la llevanza de sus asuntos jurídicos. Esta tendencia en la contratación provoca que los clientes dediquen parte del mes de agosto a la búsqueda de nuevos proveedores de servicios jurídicos.

 

3.- Porque los emprendedores y las startups “nunca duermen”. La innovación y la creatividad nunca descansan y los mejores proyectos y acuerdos se firman en periodos vacacionales como el mes de agosto.

 

4.- Porque mucho inversor y business angel dedica parte del mes de agosto para analizar y decidir las inversiones que realizará en los siguientes meses o cierre de la operación en este mes.

 

5.- Porque hay muchas maneras de trabajar. No todo son contestar demandas y redactar escritos al juzgado. Planificar y meditar tu modelo de negocio también es trabajo y las mejores ideas siempre aparecen durante el mes de mayor serenidad.

 

6.- Porque la cabeza de un emprendedor jurídico no para de dar vueltas ni en el mes de agosto.

 

7.- Porque el nuevo cliente agradece tu disponibilidad en fechas tan señaladas y la  completa dedicación a su asunto.

 

8.- Porque en agosto también puedes organizarte de tal manera que puedas disfrutar de unos días de descanso los fines de semana. Con eso es más que suficiente.

 

9.- Porque quieres que tu equipo descanse y se tome unas merecidas vacaciones.

 

10.- Porque a veces resulta que tu trabajo, también es tu hobby y que trabajar en agosto no es ningún inconveniente, todo lo contrario, es un auténtico placer.

 

En fin, creo que no he conseguido ni por asomo, la renuncia a vuestras vacaciones, pero lo he intentado. En todo caso, espero que paséis un feliz verano y nos vemos en septiembre más descansados que nunca y con ganas de seguir emprendiendo en el apasionante mundo del derecho.

 

 

 

¿Qué opinas sobre hacer vacaciones en agosto?

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=UqGhEHthvDE» caption=»Beach House.- Heart of Chambers»]

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

6 Comments

Bruno Rodriguez

Yo llevo ya muchos años sin irme de vacaciones en agosto, soy empresario desde hace 21 años y jamás he sabido desconectar.
Parar un mes completo como quien se acuesta por la noche y se levanta por la mañana, como que no lo veo.

Siempre he preferido coger alguna semana o algunos días repartidos a lo largo del año, solo para cambiar de ambiente, hacer algo distinto y tener experiencias nuevas.

No creo en lo de cargar las pilas, porque la gente lo pasa fatal en el periodo post vacacional.

Reply
Oscar.

Suscribo el artículo de principio a fin. Yo tampoco voy a hacer vacaciones en agosto. Lo que a mi me pasa es que esto me cuesta un poco explicarlo a la gente por miedo a que me vean a un bicho raro, y hasta hoy lo llevaba un poco en la clandestinidad.

Pero tras leer tu artículo, salgo con toda tranquilidad del armario: YO TAMBIÉN TRABAJO EN AGOSTO.

Saludos.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*