Ha llegado el momento de la madre de todas las refinanciaciones de deuda. FCC inicia las negociaciones con las entidades financieras para refinanciar 5.000 millones de euros de deuda. Sólo este año vencen unos 3.600 millones de euros de deuda y el año que viene 1.600 millones de euros.

FCC no puede fallar. Ya lo hizo en junio de este mismo año, cuando su filial austriaca Alpine, quebró con una deuda total aproximada de unos 600 millones de euros, lo que obligó a imputarse una pérdidas de unos 300 millones. Alpine ha demostrado que a veces no existe la unanimidad y algunos bancos pueden llevar al concurso a grandes empresas al fracasar las negociaciones para refinanciar la deuda.

 

 


Derechos de Fotolia

 

 

 

Objetivos de la refinanciación de FCC

Para mi FCC es, sin duda, una de la refinanciaciones más apasionantes de este año. La compañía tiene que darle la vuelta al calendario de vencimientos de deuda aplazando la misma hasta 2017, tal y como informa hoy el diario Expansión.

Los abogados de FCC tienen que lidiar con varias decenas de entidades financieras nacionales y extrajeras y este pool tan diversificado tiene el peligro que algunas de ellas no acepte el plan estratégico de la compañía.

Modificación de la ley concursal y homologación de acuerdos de refinanciación

Como ya he explicado en este blog, la última modificación de la ley concursal ha comenzado a dar sus frutos también en relación a los acuerdos de refinanciación en un preconcurso, cuando algunas de las entidades financieras se quieren desmarcar del acuerdo generalizado y no apoyan la refinanciación.

Expansión hace mención a la reciente refinanciación de Celsa, que también comenté en un post, y que hacía referencia a la homologación judicial del acuerdo sin obtener la unanimidad de todas las entidades financieras. También en este otro post, comenté los criterios de interpretación que han consesuado los jueces de lo mercantil de Barcelona en cuanto a la obligación, en determinados casos, de acreedores bancarios con créditos privilegiados de pasar poe el acuerdo alcanzado por la compañía con el resto de entidades.

La clave de la refinanciación de FCC pasa por vender activos

La deuda en marzo ascendía a unos 7.000 millones de euros, de la cuál ha reducido 900 millones con la desinversión de Proaciva, una filial de aguas checa y Cementos Lemona. En los próximos días, cerrará la venta de Cemusa, activos de suelo, promociones de viviendas y concesiones de la filial de construcción.

Más complicado parece, según Expansión, la venta de su área de energía que reduciría la deuda en otros 670 millones y la venta de las participadas Realia y Globalvía.

En definitiva, FCC vive unos días intensos pero apasionantes. Esta refinanciación es una auténtica cirujía de la compañía que deberá calibrar bien todos los riesgos para que la negociación no fracase.

Ahora mismo acabo de leer en Twitter que FCC pierde 600 millones de euros hasta junio lastrada por Alpine y las renovables.

Seguiré comentando la refinanciación del año en otros posts.

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*