Muy contento por dos razones. La primera es comunicar que Inkemia, empresa que cotiza en el MAB y que sigo desde hace tiempo, ha cerrado con éxito su primera ampliación de capital en el Mercado Alternativo Bursátil. Y la segunda razón es que he tenido el honor de entrevistar a su presidente ejecutivo Josep Castells.

Recomiendo la lectura íntegra de la entrevista y espero que te guste y disfrutes como yo lo he hecho.

 

 

 

Foto biocat

 

Entrevista a Josep Castells, presidente ejecutivo de Inkemia

La primera ampliación de capital de Inkemia desde la entrada a cotizar en el MAB (diciembre de 2012) ha sido un éxito, al cerrarse en pco más de un mes y con una sobredemanda del 4 %. Nos puedes explicar, ¿cómo ha sido el proceso de captación de capital? Inkemia ha comunicado que un aparte importante de los inversores son pequeños accionistas que creen en el potencial de crecimiento de la compañía.

 

Efectivamente, esta ampliación se ha completado en poco tiempo con un gran número de pequeños accionistas, en su mayoría a título personal, y con la entrada también de algún inversor a través de empresa, pero siempre con cantidades moderadas. Pues esta ampliación de capital ha implicado la entrada de más de 130 nuevos accionistas, además de la compra de acciones por parte de accionistas previamente presentes en la compañía que han incrementado el número de acciones que poseen.

 

Esto lo podríamos explicar por el gran esfuerzo de comunicación que se ha realizado desde InKemia para llegar a los potenciales inversores, a través de varias presentaciones de la ampliación de capital. Presentaciones en foros como las bolsas de Barcelona y Madrid como por ejemplo el Investor Day o el Foro MedCap, actos realizados en nuestra sede principal como el «InKemia Open Day», además de presentaciones en sesiones más reducidas organizadas por algunos brokers y fondos.

 

Por otro lado también consideramos muy positivo el efecto que tiene el incentivo fiscal que existe en Catalunya para inversiones en empresas del MAB, que alcanza a las personas a título individual que inviertan en una empresa domiciliada en Catalunya que esté cotizando en el MAB y realice una Ampliación de Capital. Este incentivo fiscal concede al inversor una desgravación de hasta el 20% en la declaración del IRPF, si mantiene su inversión un mínimo de 2 años. Por lo tanto, este tipo de inversores tienen una rentabilidad inmediata del 20% y son extremadamente sólidos pues su inversión es como mínimo a medio plazo.

 

Por tanto el conjunto de todas estas circunstancias permitió abrir la ampliación y cerrarla muy rápido, pero con un trabajo previo de difusión muy constante.

 

¿Cuál es modelo de negocio de Inkemia? ¿Sois un ejemplo para los centros tecnológicos que no encuentran la manera de explotar su conocimiento de manera rentable?

 

El modelo de negocio de InKemia, se basa en la creación de producto constantemente, este producto es el Conocimiento, que se genera a través de la inversión en proyectos de I+D+i que puedan tener al final un formato de Producto, Proceso o Tecnología útil para la industria que trabajamos (química, farmacéutica, biotech, cosmética, nutracéutica, entre otras). Este conocimiento generado con los proyectos se protege a través de patentes o secreto industrial para ser explotado eficientemente.

 

Si nuestro producto «el Conocimiento» solo explotásemos a través de una licencia de producto o tecnología estaríamos ante el modelo de una clásica Biotech, que también puede ofrecer algún servicio muy concreto y especializado pero normalmente como un pequeño complemento de su misión principal que es llevar un producto biotech hasta el consumidor final o la gran licencia de un candidato a fármaco. La misión de InKemia no pasa por llegar al consumidor final, y si que se buscan grandes licencias pues tienen gran valor añadido, pero su modelo de negocio es plenamente sostenible sin esa gran licencia.

 

InKemia se desarrolla y crece tratando de explotar «el Conocimiento» de todas las formas posibles tratando a este como su producto final, así que gracias al conocimiento adquirido hacen licencias de explotación, codesarrollos de proyectos nuevos con otras empresas industriales, servicios de «contract research», servicios de análisis específicos, servicios de consultoría técnica, programas de difusión tecnológica, «trainings in company», másters y post-grados, y finalmente se ha incorporado la creación de «spin-off» además del fondo de capital conocimiento. Todas estas líneas de explotación permiten rentabilizar las inversiones que se realizan en los proyectos de I+D+i para la obtención del producto final de InKemia que es «el Conocimiento».

 

Por tanto nuestro modelo de negocio tiene ciertas similitudes con una Biotech, con un Centro Tecnológico, con un Centro de Investigación, o con un centro docente altamente especializado. Pero en realidad es un nuevo modelo de negocio integrado.

 

 

¿Cómo funciona el Fondo de Capital de Conocimiento que Inkemia ha creado a través de la división de emprendimiento «IUCT Empren S.L»?

 

Las participaciones del Fondo de Capital Conocimiento (Fondo CC) en empresas, es un proceso inverso a lo que es la creación de una Spin-off, ya que una Spin-off parte de una patente o un «know-how» propio de InKemia que tiene sentido como base de una nueva empresa, creándose desde cero esta nueva compañía buscándose los socios adecuados para el desarrollo de la empresa. En cambio las participaciones del Fondo CC parten de unas empresas tecnológicas jóvenes con su propia tecnología, que gracias al conocimiento, los servicios y know-how que les aporta InKemia se fortalecen como empresa ganando dimensión, capacidad y fondos propios, pues la aportación de InKemia se capitaliza. La aportación que realiza InKemia a través del Fondo CC, está más cerca de una inversión de un socio industrial/tecnológico que de una inversión de Capital Riesgo, pues el objetivo de tener esta participación en empresas externas es poder explotar mucho mejor y en un nuevo formato el conocimiento de InKemia. Por tanto el Fondo CC mantendrá su participación en estas compañías mientras existan sinergias con la división principal de InKemia (división de conocimiento), independientemente del tiempo de permanencia, puede ser 1 año o 20 años.

 

Formalmente el Fondo CC funciona a través de dos comisiones que estudian los proyectos empresariales que nos llegan a través de diversas fuentes, como son la propia WEB del fondo, redes de «business angels», fondos de Capital Riesgo, Inversores Privados, … La primera comisión es la técnica y estudia la viabilidad técnica del proyecto presentado por un lado, y por el otro la capacidad de crear sinergias de la nueva empresa con las capacidades y conocimiento propio de InKemia. Si la conclusión de esta comisión es positiva en ambos apartados, se pasa a realizar el estudio del plan de negoció a través de la comisión financiera. Si la comisión financiera certifica la viabilidad económica del proyecto, se pasa al consejo de administración de IUCT-empren que aprueba la participación en el capital de la compañía. A partir de este punto empieza la negociación de los detalles con los emprendedores de como se concreta la inversión de InKemia en su proyecto. Todo el proceso tiene una duración mínima de 3 meses desde que nos llega el proyecto a estudiar.

 

 

¿Cómo ves el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) en los próximos cinco años? ¿Recomiendas a las pymes acudir al MAB?

 

El MAB necesita una masa crítica de un mínimo de 50 o 100 empresas en un periodo corto de tiempo, pero empresas solventes en expansión, pues no es una tabla de salvación del circulante, como ya han intentado algunas empresas que posteriormente han tenido problemas.

 

Recomiendo el MAB a todas las pymes que no tengan problemas de circulante y tengan realmente proyectos de expansión o crecimiento. Por tanto con necesidades de capital para inversión para ganar dimensión.

 

Parte de la financiación captada en la ampliación de capital va destinada a la internacionalización de la compañía?  ¿Por qué Brasil, Colombia y Francia?

 

Si efectivamente, más de un tercio de la financiación se destinará a la internacionalización.

 

Francia por la proximidad geográfica es un mercado natural, además recientemente se consiguió un certificado de la administración Francesa que acredita a InKemia como una compañía tecnológica reconocida, que permite a las compañías francesa desgravar los gastos de I+D que hagan subcontratando los servicios de InKemia de la misma forma que si subcontratan un centro de investigación francés.

 

Brasil y Colombia son mercados emergentes que se están industrializando a marchas forzadas y tienen grandes necesidades de servicios tecnológicos de los que ofrece InKemia, en sectores clave para estos países y para InKemia, como son el Cosmético, el Farmacéutico, el Químico y el Biotecnológico.

 

¿Qué necesita Barcelona para que sea considerada un  «Hub tecnológico» a nivel mundial?

 

Que la administración pierda el miedo escénico a apoyar a las empresas tecnológicas que están naciendo, por la falsa apreciación de que el dinero público no puede apoyar a la empresa privada.

 

Con esta premisa toda la inversión pública en tecnología se dedica solo a potenciar una oferta de tecnología que esta pensada en parámetros académicos, de calidad extrema, pero sin tener en consideración los parámetros de retorno de la inversión económica. Convirtiéndose en muchos casos en gasto tecnológico, no en inversión tecnológica.

 

Para alcanzar la visión de Hub tecnológico tendría que alcanzarse un equilibrio entre las inversiones públicas de gran calado científico (como ya existe), y un apoyo directo y masivo al desarrollo de una gran diversidad de empresas tecnológicas con vistas al mercado, y a la explotación del Know-how que consigan. Estas empresas necesitan el apoyo claro de la sociedad donde nacen, a través de diversos mecanismos (Inversores, Capital Riesgo, Desgravaciones a las inversiones, Programas de Compra Pública Innovadora, Programas potentes de I+D específicamente para las empresas).

 

Una sociedad solo con oferta tecnológica por parte de grandes centros de I+D, universidades, etc., pero sin demanda tecnológica porqué no existen empresas tractoras grandes, ni una masa crítica de PyMEs de alta tecnología, que traccione el desarrollo tecnológico de esa sociedad hacia unos descubrimientos que se transforman en productos útiles para las personas, que generen unos ingresos y unos retornos en impuestos por el valor añadido que crean, y un claro incremento de la competitividad empresarial a nivel internacional. Si lo mencionado esta sociedad nunca será un HUB tecnológico, a pesar de los grandes avances científicos que puedan conseguir sus centros de excelencia. Si excelencia científica no tendremos HUB pero sin empresas tecnológicas aun menos pues nunca tendremos retorno de las grandes inversiones.

 

Se necesita un equilibrio de inversión que no existe en este momento. Esto no se contradice con que nunca se tendría que perder la excelencia científica que se ha alcanzado en estos momentos.

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*