Mi artículo publicado ayer en Lawyerpressemprende,

Los abogados oímos en todas partes que se avecinan tiempos todavía más difíciles para el sector legal. El nuevo escenario económico ha afectado a numerosas profesiones y por tanto no debemos olvidar que otros profesionales están sufriendo su propia reconversión como es el caso de los  arquitectos o periodistas. Sabemos que la reconversión de la abogacía está a la vuelta de la esquina y algunos hemos decidido trabajar de otra manera.

Intraemprendedores legales

En contra del pesimismo generalizado del sector legal, algunos abogados jóvenes hemos decidido abrir una puerta y crear nuestro hueco en el mundo empresarial. Otros lo han conseguido como intraemprendedores, abogados que crean e innovan haciendo las cosas de otra manera en el despacho de abogados en el que prestan sus servicios.

Ser un abogado en los tiempos que corren, significa mucho más que asesorar con calidad a tu cliente. No vale solo con eso. El papel de abogado se desvirtúa y nos convertimos en mucho más que un abogado.

El abogado actual es un empresario, un emprendedor, un comunicador y un vendedor. A veces incluso sin despacho físico. Vendemos nuestros servicios jurídicos allí donde nos llamen y gestionamos nuestra empresa desde España pero con un pie en el exterior.

El escenario del sector legal ha cambiado, es nuevo y por eso somos autodidactas con el fin de adaptarnos a otra manera de hacer las cosas.

A veces la carencia de medios, despierta otro tipo de capacidades personales que desconocíamos. Estas capacidades junto a la creatividad, nos permite seguir forjando nuestro sueño y no tirar la toalla.

Merece la pena seguir creando tu propia carrera e ir avanzando hitos con el objetivo de conseguir la mayor satisfacción del abogado, un cliente agradecido.

La abogacía merece la pena. Debemos seguir emprendiendo e innovando, ya sea en tu propio despacho o si trabajas para otro. Al final todo tu esfuerzo será valorado por alguien en algún momento.

Esfuérzate y trabaja duro. La economía digital ha llegado para quedarse. Busca los beneficios que aporta el nuevo escenario y no esperes que vuelva lo anterior.

La mayoría de los abogados nos habíamos acostumbrado a cobrar honorarios por un trabajo que apenas generaba valor alguno al cliente. Ahora la cosa ha cambiado. Lo que único que un abogado puede cobrar a precio de rango alto es por asuntos complejos. Y la complejidad de un  asunto no puede ser valorada por la propia colegiación del abogado. Esa barrera de entrada no es excusa ni justifica minutas desorbitadas. El cliente actual es un cliente inteligente. Dispone de toda la información para valorar si el servicio que presta el abogado es o no complejo.

Este nuevo escenario es al que tenemos que adaptarnos y no esperar que vuelva resurgir otra burbuja inmobiliaria o de crédito que nos pague nuestras facturas.

Derechos de Fotolia


Innovación legal

En definitiva, la solución pasa por innovar allí dónde podamos, de tal manera que podamos adaptarnos rápidamente al nuevo escenario sin sufrir más de lo recomendable. No podemos seguir viendo pasar los años esperando que la economía vuelva a crecer. Si no has tomado medidas estos últimos seis años, tienes un grave problema. Olvídate de cómo hacías las cosas antes. Ya no vale.

Vivimos un cambio histórico, un cambio de paradigma. Pero ese cambio ya está aquí. Es lo que estás viviendo cada día. Si tus ingresos se han reducido un 50 % desde el inicio de la crisis, no creas que cuando se vuelva a crecer, esos ingresos volverán haciendo las cosas de la misma manera que hasta ahora. No creas eso porque estás perdido.

Creo sinceramente que un futuro la nueva generación de jóvenes abogados será valorada por su responsabilidad en acompañar al empresario, en el cambio de modelo económico actual y en la propia reconversión de la abogacía en particular. Los abogados jóvenes no estamos contaminados por la manera de hacer las cosas de “antes”. Es nuestro momento.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

3 Comments

antonio gonzalez

hola Carlos, soy abogado de profesion y reconvertido en otros talentos, los cuales traigo innatos, y son, los que con esta debacle de la economia han venido a soportar el peso de mis ingresos sustentables familiares, los cuales sin ellos, no se que habria pasado, muy atinado comentario, desde Tijuana, Baja California, Mexico (Hasta arriba del mapa, en la punta del lado izquierdo a dos kilometros de EUA

Reply
carlos guerrero

Hola Antonio. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que hayas conseguido tu propia reconversión con éxito. Parece que las crisis es una oportunidad se cumple, Un abrazo

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*