Son varios los asuntos que llevamos en el despacho en relación a la adquisición en el año 2006  de acciones preferentes de bancos islandeses que quebraron en 2008. Este post es un resumen de los argumentos más importantes que realiza la Audiencia Provincial de Córdoba en la sentencia 128/13 de 12 de julio de 2013.

En esta sentencia, como en algunas otras que ya se han dictado en otros juzgados y audiencias, los afectados por estos títulos han recuperado su inversión, que debido a la quiebra de los bancos islandeses. En este caso, el banco condenado es Bankinter.

 


 

Claves para recuperar la inversión en preferentes de bancos islandeses

1.- El demandante contrató en 2006 con Bankinter un «Depósito a plazo/Activos financieros» por la que adquirió participaciones preferentes tipo Bon Landsbanki de Islandia por un importe de 360.000 euros.

2.- En 2006 el demandante era un jubilado de su profesión de perito agrícola sin profundos conocimientos del ámbito financiero. Hasta aquella fecha únicamente había invertido en renta fija y fondos de renta variable. Nunca en preferentes.

3.-El demandante no recibió de Bankinter información clara, pormenorizada, precisa y comprensible de la inversión que iba a realizar.

4.- La CNMV, concluye lo siguiente, ante la reclamación del afectado: No ha quedado acreditado que la demandada dispusiera de información suficiente sobre el cliente que le permitiera la valoración de la adecuación del producto al perfil de riesgo del mismo y tampoco ha quedado acreditado que Bankinter suministrase información con carácter previo a la inversión.

5.- Deficiente y déficit de información del contrato, así como que no queda constancia de una información suplementaria previa a ese momento de la firma contractual. Sin olvidar la obligación del banco de perfilar las características propias del inversor.

6.- En conclusión,e Bankinter no cumplió con la diligencia del buen profesional que opera en el mercado de valores al no transmitir con la buena fe y transparencia debidas la información completa propia, clara y precisa adecuada a la naturaleza del producto financiero complejo y de alto riesgo.

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*