Los apartados 2, 3 y 4 del artículo 50 de la Ley de Patentes (según modificación operada por la Ley 10/2002), regulan el contenido de las patentes biotecnológicas.

3 tipos de supuestos de patentes biotecnológicas

La ley diferencia tres tipos de patentes biotecnológicas:

1.- Cuando el objeto de la patente consista en materia biotecnológica

2.- Cuando la patente tiene por objeto un procedimiento para producir materia biotecnológica

3.- Cuando la patente tenga por objeto un producto que contenga información genética 

Aquí puedes consultar el artículo 50 y los apartados del contenido específico de las patentes biotecnológicas.

Efectos de la patente y de la solicitud de la patente

Artículo 49

La patente tiene una duración de veinte años improrrogables, contados a partir de la fecha de presentación de la solicitud y produce sus efectos desde el día en que se publica la mención de que ha sido concedida.

Artículo 50

1. La patente confiere a su titular el derecho a impedir a cualquier tercero que no cuente con su consentimiento:

        

         a) La fabricación, el ofrecimiento, la introducción en el comercio o la utilización de un producto objeto de la patente o la importación o posesión del mismo para alguno de los fines mencionados.

        

         b) La utilización de un procedimiento objeto de la patente o el ofrecimiento de dicha utilización, cuando el tercero sabe, o las circunstancias hacen evidente, que la utilización del procedimiento está prohibida sin el consentimiento del titular de la patente.

        

         c) El ofrecimiento, la introducción en el comercio o la utilización del producto directamente obtenido por el procedimiento objeto de la patente o la importación o posesión de dicho producto para alguno de los fines mencionados.

 

2. Cuando la patente tenga por objeto una materia biológica que, por el hecho de la invención, posea propiedades determinadas, los derechos conferidos por la patente se extenderán a cualquier materia biológica obtenida a partir de la materia biológica patentada por reproducción o multiplicación, en forma idéntica o diferenciadas, y que posea esas mismas propiedades.

3. Cuando la patente tenga por objeto un procedimiento que permita producir una materia biológica que, por el hecho de la invención, posea propiedades determinadas, los derechos conferidos por la patente se extenderán a la materia biológica directamente obtenida por el procedimiento patentado y a cualquier otra materia biológica obtenida a partir de ella por reproducción o multiplicación, en forma idéntica o diferenciada, y que posea esas mismas propiedades.

4. Cuando la patente tenga por objeto un producto que contenga información genética o que consista en información genética, los derechos conferidos por la patente se extenderán, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 5, a toda materia a la que se incorpore el producto y en la que se contenga y ejerza su función la información genética.

 

Artículo 50 redactado por el apartado uno del artículo 3 de la Ley 10/2002, 29 abril, por la que se modifica la Ley 11/1986, de 20 de marzo, de Patentes, para la incorporación al Derecho español de la Directiva 98/44/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio, relativa a la protección jurídica de las invenciones biotecnológicas («B.O.E.» 30 abril).Vigencia: 1 mayo 2002 (noticiasjurídicas.com)

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*