El pasado 31 de octubre, asistí junto a mi compañero Miguel Lobón al Last Thursdays que se celebró en el Hotel Mandarín Oriental de Barcelona y organizado por ESADE Entrepreneurship Institute junto con Alumni Entrepreneurship,  plataforma  para el intercambio de opiniones, experiencias y fomento de nuevas oportunidades de negocio para emprendedores e inversores.

La charla fue a cargo de Tomás Diago, fundador y presidente de Softonic, empresa,  tal y como la definen los mismos organizadores, “que surgió de su proyecto de final de carrera, se ha convertido en la guía online de software líder mundial. Desde la fundación de Softonic, Tomás se ha mantenido fiel a la misión de internacionalizar el negocio. Su visión global del sector, así como su capacidad para adaptarse a las necesidades particulares de los diferentes usuarios en todo el mundo, han sido factores clave para el éxito de Softonic.”

La verdad es que la charla fue muy enriquecedora y es por eso he querido resumir la misma en 10 consejos o experiencias de Tomas Diago como fundador de Softonic, de la que me hice eco en este post, sobre las rentabilidades de unas inversiones en startups.

 

 

foto softonic 1

 

5 experiencias de Diago Tomás como fundador de Softonic

1.- La idea no tiene valor, lo importante es la estrategia. La idea fue su proyecto de carrera que intentaba solucionar el problema de no encontrar webs de descargas en español.

2.- En 1997 había menos competencia y menos exigencia. Ahora es mucho más complicado emprender empresa como Softonic.

3.- El crecimiento se ha basado en un elevado % en autofinanciación y con aportación de pocos fondos.

Solamente se han invertido hasta la fecha unos 3 millones de euros, de una empresa que ha repartido en estos años unos 30 millones de euros en dividendos.

4.- Hay que ponerle pasión. La motivación de hacer algo grande proporciona las fuerzas suficientes para superar los obstáculos.

5.-  Los errores de los emprendedores muchas veces se encuentra en no saber despedir a tiempo a trabajadores que no encajan. También es un error que el emprendedor piense desde el minuto 1 en vender la empresa. Eso no es implicación y es imposible contagiar de esa manera a los trabajadores.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*