Hace unos días recibí por fin la llamada de mi notaría de confianza, en la que me comunicaban que mi nueva sociedad limitada estaba despachada y que podía ir a recoger las escrituras y a pagar la factura. Por fin, pensé yo. Después de 15 días muy largos, dispongo de la escritura de una sociedad limitada de lo más simple. Voy a recogerlas y me presentan esta factura. Yo ya lo sabía, sabía que me iba a encontrar esto:

foto factura

 

¿Qué ha pasado con las sociedades limitadas a 120 euros?

Antes de la entrada en vigor de la llamada «Ley de emprendedores», las sociedades limitades tenían un coste total de 120 euros y se constituían en 2 días. Sí, las llamadas «sociedades limitadas express».

Pues bien, la «Ley de emprendedores» se ha cargado las «express». Aquí, el blog de ¿Hay Derecho? profundiza un poco más de la situación «kafkiana» en la que nos ha metido el legislador.

En resumen, de dos días, hemos pasado a 15 días para que registren la sociedad limitada en el registro mercantil y para declarar un impuesto que está exento. ¿Surrealista no?

Pero si ya no nos quejamos del coste, simplemente que dejen de regularlo todo. Que dejen de complicarlo todo. Esta ley demuestra que los que la han redactado no han emprendido en su vida.

Simples ocurrencias del legislador

Veamos lo que opina por ejemplo Francisco Soto de Garrigues, (reconozco que me he reído mucho):

«Es surrealista la lectura de los artículos de las normas fiscales, pongamos la propia Ley de Renta o de Sociedades, y comprobar que, como si fuese lo más normal del mundo, cada artículo tiene su numerito que remite al pie de página donde se señala: ¡ojo!, ¡tenga usted cuidado para no confundirse!, el artículo que usted leyó y que se creía que era como era, realmente es el que es, pero tenga en cuenta que para el ejercicio 2013 tiene usted que ver además la disposición adicional “x” que cambia lo que acaba de leer. Además, si usted no se apura y lo que está analizando ya no sucede en 2013 sino en 2014, acuda a la disposición adicional “y” que justo para ese año regula esto otro, y si está analizando la operación en un futuro más lejano, olvídese de este pie de página y de por bueno el artículo de la norma mientras no se apruebe (que está en vías de ello como proyecto) un cambio que originará la disposición adicional “z”. Esto es verídico.»

Y así con la modificación de la ley concursal, el emprendedor de responsabilidad limitada y todas estas extrañas figuras jurídicas que se han inventado, como por ejemplo la sociedad limitada de formación sucesiva, que no sirve para nada y no solucionada nada. Si no tienes dinero, pues la constituyes con aportaciones no dinerarias, pero en todo caso deberíamos reflexionar sobre qué tipo de sociedades queremos. Esto nos lleva a mercantiles infracapitalizadas y poco sostenibles.

Recomiendo también el manual «Comentarios a la Ley de Sociedades de Capital», de Eduardo Valpuesta, que entre otras muy interesantes reflexiones, dice lo siguiente;

«De nuevo una concepción «mecánica» del Derecho, como si fuera sólo un instrumento técnico al servicio de que las cosas funcionen, y basta con pulsar la tecla adecuada para obtener soluciones. Sin darse cuenta de que las cosas funcionan si son lógicas y están bien pensadas, no cuando son simples ocurrencias (y aunque se copien de otros países). Lo importante no es poder crear una empresa en veinticuatro horas y sin dinero; sino crear empresas con la estructura jurídica y la solvencia adecuadas para el objeto perseguido y para dar cauce a las relaciones personales de los sujetos que la forman».

¿Qué opina el ecosistema emprendedor de todo esto?

Pues mientras escribo este post, sábado a las 19:48 h, leo los siguientes tuits:

 

 

 

 

 

Del enlace del tuit de Alejandro Suárez que nos lleva a una entrevista de Javier Santiso, me quedo con esta respuesta de  Santiso y su opinión sobre la Ley de Emprendedores,

«TB.- Precisamente para mejorar el ecosistema emprendedor nacional ha entrado en vigor recientemente la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización. ¿Qué opinión le merece ésta?

JS.- Creo que está bien, es un paso adelante, aunque se ha tardado mucho… podía haber salido antes. Por otro lado, la ley queda muy templada, se necesita mucho más. Es cierto que ha puesto más el foco en los emprendedores y en resolver algunos problemas que existen y eso está bien, pero no es absolutamente radical. España necesita algo más ambicioso si quiere colocarse en el mapa mundial de emprendimiento. Hay que actuar de forma mucho más disruptiva a como lo están haciendo los vecinos que, por otro lado, están mucho más avanzados.»

“La Ley de Emprendores es muy templada […]. España necesita algo más ambicioso si quiere colocarse en el mapa mundial del emprendimiento”

Aquí os dejo un extracto de la entrevista a Marc Vidal y que publicaré mañana en el blog. Esto es lo que opina sobre el emprendimiento,

“La primera que los emprendedores no somos héroes, somos saltadores. Un tipo que se pone en marcha con un proyecto que aun no está consolidado, que se enfrenta a mil obstáculos y que además está obligado a superar sus miedos y los estereotipos de una sociedad drogodependiente, es alguien que acepta lo que venga, aunque sea duro, como un puesto de trabajo y de hecho su ecosistema natural. De ello sacamos el combustible al contrario que el resto de mortales. Cuanto mayor sea el riesgo más apasionante es el reto, pero no deber ser un gesto heroico, debe ser algo que sale de dentro y que no puede depender de que un banco, un ayuntamiento, un business angel o un funcionario que necesita justificar una nómina pública te empujen. Debe salir de dentro.

Lo segundo que les diría. Que cuidado con los consejos. En esto de emprender todo el mundo dice saber. Como en el futbol, pero pocos juegan. El principal problema actual que se vive en España es que en muchas ocasiones las personas que están al frente de entidades o instituciones que aceleran o asesoran a emprendedores no han vivido los problemas de raíz y en primera persona.

Solo sabes las dificultades y barreras que se encuentra un emprendedor cuando lo eres, cuando lo has sido, cuando vives en la propia piel el ineficaz sistema a través del cual debemos constituir nuestra empresa, cuál es el grado de veracidad de las ayudas de las que tanto se llenan la boca y los dificultosos pasos que entorpecen procesos que podrían simplificarse tan solo dándole una vuelta de más. Me preocupa que un “experto” sin facturación explique a un “emprendedor” cómo facturar. Sólo lo puede hacer desde la “teoría” y en eso de emprender, la teoría vale muy poco.”

 

 

 

 

Sí, la cultura emprendedora empieza ahora y se trata de un problema estructural en la educación que nos llevará una generación. Que no intenten cambiar nada, que lo estropean mucho más. Dejen que los empresarios trabajar y no piensen que las leyes tienen como consecuencia milagros.

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

6 Comments

Trini Martínez

Totalmente de acuerdo: las leyes para emprendedores las tienen que hacer los emprendedores, lo mismo que las leyes de educación los maestros y las de justicia los abogados

Reply
hernandez vilches

Es evidente que algo falla en el sistema, cuando las cuotas mínimas son iguales para todos cuando eres autónomo. En otros países se en función de los beneficios. Creo que sería lo más sensato para dar un impulso a los emprendedores, que asustan nada más ver las cuotas a las que se exponen sin saber si negocio será rentable.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*