«Cuando decidimos hacer nuestra primera gira americana, nadie quería contratarnos. Así que, en lugar de dar conciertos, nos fuimos tan lejos de casa como pudimos. Nos presentábamos en locales en los que se estaban organizando conciertos y les decíamos que estábamos a más de tres mil kilómetros de casa, que teníamos un concierto contratado por la zona pero que por alguna razón se había cancelado. «¿Os importaría que esta noche tocásemos algunos temas aquí?».

 

Secret summer Girl

 

Cualquier cosa con tal de evitar un trabajo verdad, ¿no?

«Puesto que apenas nos pagaban más que un par de copas y a veces unas pizzas, necesitábamos dinero para la gasolina. Teníamos un ordenador portátil con los temas de nuestra maqueta, de modo que fuimos a una tienda de productos electrónicos, compramos una grabadora de CD y un par de bobinas de CD vírgenes. Tras grabar unas cien maquetas en el aparcamiento, devolvimos la grabadora a la tienda y guardamos cada una de las maquetas en una bolsa de plástico con cierre. De ahí viene el nombre de nuestro primer disco: Record in a bag (disco en una bolsa).

Cuando teníamos una pila de maquetas, íbamos al centro comercial más cercano y montábamos la paradita delante de las tiendas de música Hot Tropic. Nos pasábamos horas ahí, con varios discman y maquetas, preguntándoles a todos los que se paraban si querían comprar un disco en una bolsa. Si vendíamos los discos por cinco dólares, todavía nos quedaban cuatro dólares y medio para el bote de la gasolina.

Y eso es lo que hicimos durante dos años. Cualquier cosa con tal de evitar un trabajo de verdad, ¿no? En febrero de 2009, lanzamos en internet nuestro primer álbum compelto, cuya descarga era gratuita.

Ese mismo mes nos inventamos el residency tour. Tomamos el viejo concepto de tocar como residentes un día a la semana en el mismo bar y lo convertimos en una locura. Convinimos siete residencias para el mes, una para cada noche de la semana. Todos los domingos de aquel frío febrero tocamos en un club de Boston; los lunes en el Piano´s, en Nueva York; los jueves en Toronto, los viernes en Otawa; y los Sábados en Montreal. Y así cuatro semanas. Veintiocho días de frío invierno.

En febrero de 2010 creamos nuestro propio sello discográfico para sacar a la venta el álbum Record in a bag en las tiendas de Canadá. A pesar de que todos los distribuidores con los que hablábamos decían que era imposible, al final fuimos capaces de convencer a uno (arts and crafts) de que podíamos literalmente vender el CD en una bolsa resellable. Hasta el momento hemos vendido más de diez mil copias en Canadá. Sin el apoyo de ninguna discográfica, nuestro primero sencillo, «Juliette», subió hasta el número 5 en la cadena de radio alternativa más importante de Canadá.

Las cosas empezaron a tomar forma y en poco tiempo entramos en el sistema de subvenciones de Canadá para giras artísticas. De todos modos, cuando nos concedían una subvención para dar un concierto en China, tomábamos el presupuesto y lo estirábamos todo lo que podíamos. De hecho,, ese concierto en China acabó convirtiéndose en una gira de tres semanas. Grabamos una canción en chino mandarín y la publicamos en internet en China. Seis meses después, conseguimos volver para una segunda gira.

Sabemos tocar. Tocamos en directo y hacemos cientos de conciertos al año; nos dejamos la piel. Aceptamos las peticiones del público, tocamos versiones que no conocemos, y lo que hacemos tanto para nosotros como para el público, porque sin él seguiríamos en Manotick, con los empleos que odiábamos. Tocamos en cualquier sitio a cualquier hora. Es lo que más nos gusta en el mundo.

Somos cuatro buenos amigos (dos de los chicos son hermanos). Y nos gustaría dedicarnos a esto durante mucho tiempo. Queremos hacer carrera en el mundo de la música y contar con un catálogo del que nos sintamos orgullosos. En mi opinión, creo que la canción de la que hablaste no es de las mejores. Desde entonces, hemos escrito un montón y, como en todo lo demás, con la práctica estamos mejorando.»

 

Extracto del libro, Hazlo!, SETH GODIN, Ediciones B, pág. 68.

 

¿Qué te sugiere este texto?

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*