Tal y como os adelanté en este post, ayer impartí una clase de marketing jurídico en ADM Business School de Madrid. La verdad es que la experiencia fue muy enriquecedora y quiero agradecer desde aquí a los alumnos y a la escuela la oportunidad que me han proporcionado.

Explicar parte de mi vida

No soy un profesional del marketing jurídico, en absoluto. Ya existen en España excelentes profesionales que están haciendo una labor encomiable en este aspecto. En mi clase de ayer, lo único que pretendí fue explicar parte de mi vida. Fue intentar explicar las emociones que inundan mi día a día. Las puertas que se abren y las puertas que derribo todos los días. Fue muy simple. Me expuse a ellos. Creo que funcionó.

Abre tu mente y mira tu alrededor

Hablé de muchas cosas. Expliqué cómo comencé en esto. Cómo emprendí y fundé mi primer despacho de abogados con un año de experiencia. Expliqué cómo fracasé en varios proyectos que no eran jurídicos. También hablé de la intensidad de estos dos últimos años de mi vida. De la suma de pequeños retos que alcanzas poco a poco. De cumplir sueños. Hablé sobre los errores de los emprendedores. Fusioné el emprendimiento con nuestro sector legal. Pero lo que intenté trasladar desde el principio fue optimismo. Porque creo firmemente en la oportunidad actual de los abogados jóvenes. Y por esa razón,  hablé de lo que hacen los mejores emprendedores aquí y ahora. Hablé de mirar fuera de nuestro sector legal y ver lo que hacen otros emprendedores en otros sectores. Que lo hagan y lo copien. Así se innova.

Compartir y conectar

Hablamos de algunas de las claves para alcanzar tus metas. Seguiré trabajando junto a ellos. Quiero seguirles, estar cerca, saber de ellos. Aprender de mis alumnos que ya son mis compañeros de profesión también. Estaré en contacto con ellos el tiempo que ellos mismos quieran. Les ayudaré en todo lo que necesiten. Compartir y conectar.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

4 Comments

Jonathan Rodríguez Ferreira

Muchas gracias por tus palabras Carlos! Aquellos que pretendemos enfrentarnos en un futuro próximo a la abogacía no paramos de sufrir palos en las ruedas: master con plazas bastante limitadas, inseguridad de como se va a desarrollar… Pero aun así no pararemos en nuestro intento!

Reply
Trinidad Piquer

Desde mi punto de vista, hay dos claves para seguir adelante en una profesión dura como es la abogacía, administración de fincas etc….: autoestima y motivación.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*