Esta sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, de 16 de noviembre de 2012, no va en contra de las línea jurisprudencial seguida por el Tribuna Supremo, que establece que el incumplimiento de los pactos parasociales no es suficiente para anular un acuerdo social, si dicho acuerdo no es contrario a la ley, se oponga a los estatutos o lesionen, en beneficio de uno o varios accionistas o de terceros, los intereses de la sociedad.

Lo novedoso de esta sentencia es tal y como se afirma en la misma,

“El problema en el presente caso no estriba en la oponibilidad o no de los pactos parasociales a la sociedad, cuando lo cierto es que se han aplicado los mismos en dos juntas sucesivas, sino en si resulta admisible en derecho que el socio que está vinculado por aquéllos pueda ejercitar acciones impugnatorias que resulten incompatibles con las obligaciones que libremente adquirió, aprovechando que todavía no se habría procedido a la formal reforma estatutaria (es más, ésta se llevaba a efecto, precisamente, en la segunda de las juntas objeto de este proceso). Se trata de un comportamiento que supone incurrir en una grave contradicción por parte de la actora”.

Buena fe y abuso de derecho

El pacto de socios estaba firmado por todos los socios y el socio que impugna el acuerdo social aprovechamdo que todavía no se había modificado los estatutos.

La sentencia de manera impecable recrimina que el socio impugne el acuerdo social ejercitando su derecho de mala fe e incurriendo en abuso de derecho. Así se afirma en la sentencia,

“Consideramos que ante esas circunstancias el ulterior comportamiento de la parte actora emprendiendo las acciones de impugnación de los acuerdos sociales, pretendiendo que el tribunal atienda sólo a la formal infracción estatutaria y no examine el resto de los ingredientes que aderezan su actuación, resulta injustificable desde el punto de vista de la obligación que a todos incumbe de ejercitar los derechos de buena fe y de no incurrir en un abuso de derecho.”

Pactos parasociales firmados por todos los socios

Y continua diciendo,

“Resulta paradójico que, habiéndose dado pie, tras la primera de las juntas concernidas, a confiar en que la aplicación de las nuevas reglas resultaba ya algo pacífico en lo sucesivo, sea en la segunda de las juntas de las que aquí tratamos cuando el letrado de la parte actora adujese el incumplimiento estatutario, cuando no era tiempo ya para impugnar el resultado de la anterior y además se estaba proponiendo entonces la adopción de los acuerdos precisos para cohonestar lo pactado entre todos los socios, y ya previamente aplicado en el seno del funcionamiento social, con el tenor de los estatutos.”

El socio minoritario en la primera junta está conforme con el contenido de los pactos de socios y en la segunda junta sucesiva impugna por incumple los estatutos sociales.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

5 Comments

Alex Plana

Tema muy interesante. Sin embargo, no me parece lógico que la jurisprudencia sea tan clara al declarar la no oponibilidad de los pactos parasociales a la sociedad, incluso cuando los firman todos los socios, y luego salve injusticias evidentes con razonamientos (justos) pero cuestionables técnicamente si miramos el conjunto de pronunciamientos judiciales en esta materia.

Reply
Fernando Cabo

Alex, esto nos lo pone Carlos para que veamos lo importante que es tener Pactos de Socios, Estatutos Adaptados, pero sobre todo, un buen abogado que cuando se incurra en una contradicción momentanea o aparente que pudiese dar lugar a una interpretación o acción de mala fé se lo haga ver al Juez y salvaguarde los intereses que estaban en el espíritu del pacto 😉

Reply
Alex Plana

Cierto, el blog de Carlos está enfocado a las cuestiones prácticas, pero cuando comento alguno de sus posts yo lo hago de abogado a abogado. En este caso apuntaba que no me parece bien la diversidad de opiniones judiciales a la hora de resolver los conflictos de aplicabilidad y ejecutividad de los pactos de socios.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*