En los próximos días me veré obligado a presentar en varias ocasiones, escrito de comunicación de negociaciones del artículo 5 bis de la ley concursal, pero con la importante novedad que ha introducido la reciente modificación del Real Decreto- Ley 4/2014, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial.

Son muchas las novedades de este esencial Real Decreto, y en este post ya adelanté una de ellas. Pero para mi una de las más importantes es  la suspensión de las ejecuciones singulares en curso desde el momento mismo de la solicitud del “preconcurso”, medida clave para mantener intactos los pocos recursos existentes de la sociedad y evitar el golpe definitivo a la caja de la empresa.

art. 5 bis

¿En qué consiste la suspensión de ejecuciones del art. 5 bis de la Ley concursal?

Presentando la comunicación de inicio de negociaciones y obteniendo la resolución del secretario judicial, ya se puede suspender todas ejecuciones de los bienes necesarios para la actividad económica.

Así describe en el punto cuarto del artículo 5 bis de la ley concursal

Art. 5 bis, Ley concursal

(…)

4. Desde la presentación de la comunicación y hasta que se formalice el acuerdo de refinanciación previsto en el artículo 71 bis.1, o se dicte la providencia admitiendo a trámite la solicitud de homologación judicial del acuerdo de refinanciación, o se adopte el acuerdo extrajudicial, o se hayan obtenido las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de una propuesta anticipada de convenio o tenga lugar la declaración de concurso, no podrán iniciarse ejecuciones judiciales de bienes que resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor. Las ejecuciones de dichos bienes que estén en tramitación quedarán suspendidas con la presentación de la resolución del secretario judicial dando constancia de la comunicación. Las limitaciones previstas en los incisos anteriores quedarán en todo caso levantadas una vez transcurridos los plazos previstos en el apartado siguiente.

Tampoco podrán iniciarse o, en su caso, quedarán suspendidas las ejecuciones singulares promovidas por los acreedores de pasivos financieros a los que se refiere la disposición adicional cuarta, siempre que se justifique que un porcentaje no inferior al 51 por ciento de pasivos financieros han apoyado expresamente el inicio de las negociaciones encaminadas a la suscripción del acuerdo de refinanciación, comprometiéndose a no iniciar o continuar ejecuciones individuales frente al deudor en tanto se negocia.

Lo dispuesto en los dos párrafos anteriores no impedirá que los acreedores con garantía real ejerciten la acción real frente a los bienes y derechos sobre los que recaiga su garantía sin perjuicio de que, una vez iniciado el procedimiento, quede paralizado mientras no hayan transcurrido los plazos previstos en el primer párrafo de este apartado.

Quedan, en todo caso, excluidos de las previsiones contenidas en este apartado los procedimientos de ejecución que tengan por objeto hacer efectivos créditos de derecho público.

Tal y como estable el artículo tampoco se pueden iniciar nuevas ejecuciones durante ese mismo periodo (con la excepción de las ejecuciones de garantías reales que podrán iniciarse, si bien quedan suspendidas en los mismos términos que las anteriores).

Como siempre esta suspensión no afecta a las ejecuciones de créditos de derecho público.

En mi opinión, todo lo que sea no entorpecer las negociaciones con los acreedores y todo lo que no afecte a los recursos disponibles de las empresa, es una medida positiva, ya que esta resolución puede suspender ejecuciones que podrían afectar a la operativa diaria de la sociedad.

¿Crees que esta medida ayudará a que se consigan más refinanciaciones?

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*