Hoy te traigo una nueva colaboración con el diario Via Empresa. Es este caso no es la columna que escribo cada mes. Se trata de una nueva propuesta en la que expertos en diferentes áreas de la empresa contestamos consultas de los lectores. Espero que te guste.

¿Cómo repartir el capital de una start- up entre los fundadores/ socios?

Tal y como afirma Carlos Blanco en su libro, uno de los mayores errores que cometen los emprendedores es el reparto del acciones al iniciar su actividad empresarial. Existen varios errores que hay que evitar a toda costa, pero aun intentando no caer en ellos , es necesario complementar esta prevención con un pacto de socios que regule y anticipe los posibles conflictos que aparecerán en el devenir de la start-up.

En primer lugar, el primer error y uno de los más habituales es constituir una sociedad por dos socios al 50 %. Con este reparto accionarial es muy probable que la empresa acabe en disolución debido a un bloqueo previo de la misma.

Es muy sencillo, si uno de los socios de A y el otro dice B en una toma de decisión, la sociedad se bloquea, no puede funcionar y es causa de disolución. En la práctica, por mucho que se incluyan cláusulas antibloqueo en una sociedad con semejante reparto accionarial, es muy habitual la paralización de los órganos sociales y posterior disolución de la misma.

Otro error muy habitual en relación al reparto de acciones, es el que suelen hacer cuatro socios que deciden repartirse las acciones el 25 % cada uno. Este acuerdo también es fuente de conflictos y con elevadas posibilidades de finalizar con un bloqueo de los órganos de decisión de la startup.

Evitar el bloqueo de la start-up

Para evitar el bloqueo de la sociedad existen diversos mecanismos societarios y contractuales para evitarlos. Me voy a centrar en dos claves para repartir de manera adecuada el capital de una startup:

1.- Reparto de acciones en el que el líder o fundador de la startup tenga el control de la sociedad un porcentaje mayoritario de participaciones sociales.

2.- Redactar un pacto de socios en el que se regulen las condiciones de salida de socios incumplidores del mismo, así como para anticiparse a posibles conflictos entre los socios.

Son dos claves que deben de ir de la mano. El fundador o líder de la startup debe constituir la sociedad con un porcentaje de acciones que le permita controlar la sociedad, sin perjuicio que debe ser generoso y repartir acciones con el resto de socios, así como incentivar de manera adecuada a los empleados clave. Y por otro lado, un buen pacto de socios sirve para disuadir futuros incumplimientos y anticiparse al conflicto con el objetivo de evitarlo.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

4 Comments

Jose

Hola Juan:

Estoy en vías de lanzar una startup basada en software como servicio. Es decir, los clientes podrán disfrutar de un software basado en una plataforma cloud cuyo pago vendrá dado por el uso, por una subscripción. No tendrán que comprarlo, sólo pagar mensualmente por su uso mientras lo utilicen.

Contexto de los socios:

1) Idea y financiación al 100% mía.

2) Desarrollo de la idea entre 3: 1) perfil técnico que llevará la responsabilidad de gestionar el desarrollo de la web por un tercero e integración de todos los elementos necesarios para gestionar un negocio online: nuestro aplicativo, aplativo de soporte técnico, CRM, …
2) perfil de desarrollo de negocio con muchos contactos internacionales. En este momento ya tenemos conversaciones abiertas con un posible distribuidor/franquiciado en Rusia. Hay otras conversaciones abiertas co notros contactos que nos permitirían llegar a un volumen muy alto de clientes potenciales.
3) Yo mismo. Involucrado en venta de software a grandes cuentas desde hace 13 años, muchos contactos a es nivel, …

Si bien ellos son muy importantes para el lanzamiento, yo estaba planteando mantener una parte importante de la participación. Con el contexto descrito mínimo un 60% y quizá más apropiado un 70%.
Ellos están conformes con tener partes iguales, por tanto, quizá un 15%/17,5%/2% cada uno.
Por otra parte, también pienso que puede ser inteligente empezar por un 15% o menos y premiar su esfuerzo y fidelidad año a año. Es decir, que realmente mantengan su compromiso y esfuerzo durante quizá 3 años. De llegar a ese espacio temporal la empresa empezaría a tener una cierta velocidad de crucero y su aporte habría sido realmente importante. Por tanto, en ese 3er año concederles más puntos para llegar a un total de 17,5%/20% cada uno.

De igual modo que lo recibirían, perderían toda participación o un % si dejan de colaborar activamente antes de x tiempo o incluso lanzasen o se uniesen a la competencia. Es decir, vías de reconocimiento, pero vías de escape a esa posible situación de comfort en la que sin arriesgar nada, ni aportar lo suficiente puedan terminar disfrutando de un 20% de una empresa rentable.

Dicho lo cual, te agradecería enormemente si me pudieras dar tu sugerencia sobre cómo enfocarías tu el reparto de acciones de mi empresa.

Saludos.

Reply
Juanjo

Jose, si pones 100% de financiación y ellos cobran un sueldo, más que fundadores son primeros empleados. Creo que se suele establecer un 10% de reparto para los primeros empleados (entre todos). Si no cobran sueldo, he leído aquí (http://xaviesteve.com/2341/como-repartir-las-acciones-de-una-empresa-equitativamente-entre-fundadores-inversores-y-trabajadores/) una opinión interesante argumentando que la aportación que hagas no repercuta en acciones sino en una deuda que la empresa tiene contigo. Por lo tanto en dicho caso deberían tener mucho más porcentaje de participación (aunque no de entrada, sino con vesting).

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*