Una nueva plataforma de crowdfunding nace en Madrid, Safari Crowdfunding, especializada en proyectos de investigación científica, tecnológicos e innovadores en cualquier área.

La herramienta está dirigida principalmente a startups, micro-pymes o pymes con proyectos en fases iniciales que precisen fondos y encuentren en la financiación colectiva una alternativa a los modelos tradicionales. Safari Crowdfunding se incorpora al Parque Científico de Madrid para ofrecer a los emprendedores un modelo alternativo de financiación.

safari-crowdfunding_ampliacion

La función social del Crowdfunding y la ciencia

Una de las novedades que aporta al ecosisitema de crowdfunding español es que los emprendedores que opten por este tipo de herramientas conseguirán un estudio de mercado y una validación de su modelo de negocio en tiempo real, ya que los potenciales usuarios de ese producto o servicio son los encargados de apoyar la campaña de Crowdfunding.

En el diario Cinco Días, el cofundador y colaborador de la plataforma, Carlos Rosales, afirma “que las dos modalidades de crowdfunding predominantes en los seis trabajos presentados ayer son la donación, ya que “la ciencia tiene una función social y los inversores podrían confiar en estos proyectos”, y la recompensa, que permitiría al inversor conseguir productos tecnológicos a partir de su aportación.

Entre los proyectos sanitarios está Biomedica Molecular Medicine, impulsada por el doctor Juan Ángel Fresno, un proyecto para el desarrollo de un test molecular que complementaría los métodos tradicionales usados por oncólogos. Esta herramienta de diagnóstico determinará si una mujer que ha sufrido cáncer de mama tiene probabilidades altas o bajas de recaer y, por tanto, si la paciente debe someterse a un tratamiento de quimioterapia o no. Para devolver las donaciones recibidas, el equipo de Fresno ofrecerá el test gratuitamente a distintos hospitales.”

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*