No pude quedarme hasta el final de Alantis Startup Day, ni tampoco de disfrutar con más tiempo de la maravillosa ciudad de Gijón debido a  unos compromisos que tenía que atender el pasado viernes en Madrid.

foto gijon

Alantis Startup Day

Gijón nos recibió con un solazo espectacular que  hacía brillar a la tierra asturiana de una manera mágica. Llegar del aeropuerto y  degustar la deliciosa comida que la organización de Alantis startup day nos tenía preparada. Antes, la organización, ya  había presentado el fondo antes los medios, inversores y emprendedores que acudimos al evento.

Después de la comida participé como jurado en el First Tusday, junto a Carlos Blanco, Hugo Madonado y Manuel Velázquez, finalizando el evento con un el IE Venture Day.

Desde aquí felicito a los organizadores de Alantis Startup Day por su esfuerzo para que el evento funcionara a la perfección.

Finalizo el post con las palabras de Javier García sobre innovación y modelos disruptivos inundados de complejidad. Espero volver pronto a Asturias.

La complejidad entendida como cambios realmente muy veloces en contextos muy cambiantes para adoptar decisiones. En realidad la complejidad siempre ha estado ahí, porque la vida es un proceso continuo de decisiones secuenciales: cada paso mata alternativas y abre otras nuevas, ambas situaciones difíciles de prever y que se van aprendiendo ‘haciendo’. Nunca ha estado tan vivo el método ‘prueba y error’. Pues igual que vamos aprendiendo haciendo y eso exige de nosotros nuevas habilidades, sobre todo en términos de flexibilidad, formación o capacidad de observación y de apertura de miras, lo mismo deberíamos exigirnos cuando queremos evaluar inversiones en empresas que pueden ‘cambiar’ las reglas de juego, la historia, que se enfrentan a procesos disruptivos o, simplemente, que no se ajustan a los parámetros clásicos con los que estamos acostumbrados a evaluarlos.

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*