Hace unos días leí, que una de las bloggers de moda más conocidas de este país lo había dejado con su novio, que a la vez era el fotógrafo que le hacía las fotos en su blog.

La verdad es que a veces seguía su blog. No me preguntes por qué … pero lo hacía. Y el día que leí su post en el que comunicaba que había roto con su pareja, mi primer pensamiento fue en él. Su novio. El novio fotógrafo que nunca o casi nunca salía en las fotos, pero siempre estaba ahí, haciendo fotos y apoyando a la blogger desde el primer día.

Segundos después pensé en escribir este post. En el tren, camino del despacho, pensé que el esfuerzo intelectual del novio de la blogger no podía quedar sin ninguna  compensación. No era justo. Ella ha triunfado y tiene una carrera por delante muy prometedora. A él en cambio nadie le conoce. Bueno yo sí, me acuerdo de él, aunque no sé cual es su nombre.

Casi 2.000 post, más de 3.000 fotografías realizó el fotógrafo y fueron publicadas en ese blog. Un blog con una repercusión espectacular .

 Las fotos del blog

Cuando la blogger publica un post y sube una fotografía de ella misma, no necesita consentimiento alguno para hacerlo, ya que es ella misma la fotografiada. Pero en el momento de publicar el post, si no dispone de los derechos de explotación de las fotografía, está vulnerando los derechos del autor de la misma. En este caso, de su ex novio.

Tal y como se comenta en este artículo del derecho.com,

La normativa actual de derechos de autor, el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, diferencia entre la fotografía original y la mera fotografía. La fotografía original es aquélla que presenta novedad, ya sea novedad en el sentido objetivo que es nueva porque es creativa, o, novedad subjetiva porque ha sido creada por un autor reconocido como creador artístico. La mera fotografía es aquélla que no resulta original en ninguno de los dos aspectos anteriores.

En mi opinión lo que hacía el ex novio era fotografía original y aunque alguien no lo considere original, pues para el caso es lo mismo, la mera fotografía también genera unos derechos económicos que deben ser remunerados.

Desconozco si el novio cedió los derechos de explotación de sus fotografías a la blogger. Si ese no es el caso, la blogger requiere de los derechos de explotación de reproducción y comunicación pública de la fotografías, de todos los antiguos posts, y por tanto, disponer de la autorización de su autor, de su ex novio.

En consecuencia, y sin disponer de la información que requiere el asunto, en mi opiniónel novio de la blogger podría requerir a ésta, para que elimine todos los post publicados hasta la fecha por carecer de los derechos de explotacion de las fotografías.

Elimnar todos esos posts supondría un grave perjuicio para la blogger de moda, ya que los rendimientos que genera el blog con cuantiosos. Para evitar esto, la blogger de moda debería pactar con ex novio una compensación económica por los derechos de explotación de las fotografías.

¿Qué opinas? ¿consideras que la blogger debe compensar económicamente a su ex novio?

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

7 Comments

Pedro

Es un caso muy curioso porque ella tendría que quitar las fotos por no tener el consentimiento de su exnovio, pero él tampoco podría usarlas salvo que tuviera el consentimiento de ella cediendole sus derechos de imagen.

De todas maneras la que más perdería es ella

Reply
Pedro Pablo

Buenos días, ¿y si inteponen una demanda porque en 100 de las fotos publicadas, en las que no aparecia la bloggera, son un plagio? ¿y si además en 50 de ellas apaceren los patrones de una marca conocida de ropa de alta costura, sin que nunca se sepa como salieron del taller de costura? ¿Recordaríamos al fotografo que realmente había antes una relación contractual, y que renunció a los derechos de autor cuando cedio las fotos y por ello nunca fue publicado su nombre?.

Reply
Vanessa Amarelle

Estoy de acuerdo contigo Carlos, la contribución del “ex” no debería quedar ahí sin más generando un beneficio económico exclusivamente para ella.
De todos modos, nos falta información del caso concreto… ¿qué pasaría si ambos hubiesen participado de los beneficios que el blog generó? Pensemos por ej. un viaje sponsorizado a un lugar paradisíaco para ambos ¿eso habría de descontarse? ¿tendríamos en cuenta sólo los ingresos a futuro?
Me extraña que si efectivamente el blog iba fenomenal, no hubiesen pensado en constituir algún tipo de empresa que lo gestionase… en cualquier caso, sería un asunto muy interesante para estudiar desde la óptica del lucro cesante!

Reply
Iban Montero

Y que pasaría si por ejemplo, ella hubiera le pagado una cantidad por sus sesiones de fotos pero no hubieran especificado el uso que ella le iba a dar a las imágenes, o la duración que tendría esa licencia?
Hasta donde llega la capacidad de explotación de unas imágenes cuando hay una factura pero no hay un documento que defina las condiciones de uso?

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*