La popularmente conocida como Ley Beckham o, más técnicamente, el régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español, vuelve a estar de actualidad.

Este régimen fiscal especial permitió a los clubes de fútbol españoles situarse a la cabeza del mercado internacional de fichajes. ¿En qué consiste este régimen? sin entrar en detalles, permite a los no residentes que acepten un puesto de trabajo en territorio español tributar, el año de su llegada y los 5 siguientes, como no residentes.

 

beckam

 

 

Y ello implica una considerable ventaja fiscal. De tal modo, el tipo de gravamen de los no residentes es un tipo fijo del 24,75% actualmente, mientras que el tipo de los residentes es progresivo hasta un máximo del 52% en los últimos años. Además, el desplazado tributará por obligación real en el Impuesto sobre el Patrimonio (solamente por los bienes radicados en España), si se cumplen los requisitos para ello, y no tendrá la obligación de presentar el Modelo 720 por los bienes situados en el extranjero.

¿Cuáles son los requisitos para poder aplicar este régimen especial?

1. No haber sido residente fiscal en España durante los 10 años anteriores al nuevo desplazamiento a territorio español.

2. Que el desplazamiento a territorio español se produzca como consecuencia de un contrato de trabajo.

3. Que los trabajos se realicen efectivamente en España.

4. Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad residente en España o para un establecimiento permanente situado en España de una entidad no residente en territorio español.

5. Que los rendimientos del trabajo que se deriven de dicha relación laboral no estén exentos de tributación por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes. De tal modo.  si el trabajador percibe cualquier tipo de renta exenta, quedará excluido del régimen especial desde el mismo ejercicio en que se percibe la renta exenta.

6. Que las retribuciones derivadas del contrato de trabajo en cada uno de los períodos impositivos en los que se aplique este régimen especial no superen la cuantía de 600.000 euros anuales.

La reforma fiscal que que entrará en vigor el 1 de enero de 2015 introduce modificaciones sustanciales. Los principales cambios son los siguientes:

1. Nuevos posibles beneficiarios. Se amplía el régimen a los administradores de entidades que no participen en su capital o cuando la participación no determine vinculación. Con esta modificación, quizás logremos situarnos en la “premier ligue” en cuanto a lo que a fichaje de directivos internacionales se refiere. Ojalá.

1. Se elimina el requisito de que los trabajos se realicen para una empresa residente en España

2. Se elimina el requisito de que los trabajos se presten efectivamente en España.

3. El régimen será aplicable aun cuando las rentas superen los 600.000 € anuales

4. Finalmente, la percepción de rentas exentas no produce la inaplicación del régimen. De tal modo, si el trabajador desplazado a España y que haya optado por la aplicación del régimen especial es despedido (y percibe una indemnización exenta), podrá seguir aplicando el régimen de trabajadores desplazados durante el resto de años que falten por cumplir el período de 1 + 5 años.

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Pau

Articulo muy interesante. Veremos si de verdad esta ley tiene el potencial de atrae grandes mentes a España.
Y esta ley tendrá carácter retroactivo? Es decir, también se la aplicará a todo

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*