Hace semanas o incluso algunos meses que no escribo sobre abogados jóvenes, gestión de despachos, innovación y el estado actual del sector legal. Durante 2014 he recibido más de 100 e-mails de estudiantes y jóvenes abogados explicándome sus problemas, sus miedos, sus preocupaciones y demás cuestiones que afectan a los más jóvenes.

Desde aquí mis más sinceras disculpas, porque a la mayoría de los que me habéis escrito no he podido contestar. Siento no haberlo hecho, mis propias circunstancias actuales me impiden poder atender todas vuestras consultas. Aprovecho este post para disculparme también con numerosas, universidades, entidades, escuelas de negocio y otras personas que han pensado en mi para impartir conferencias, charlas y otros eventos igualmente interesantes, y a los cuáles he tenido que declinar mi asistencia por falta de tiempo, que no de interés. Procuraré en 2015 estar presente en más eventos de los que he asistido este año. Deberes que cumpliré sí o sí

foto post

Después de este rollo que os he metido, quiero que leáis un e-mail que recibí ayer. Creo que en pocas palabras este chico y joven abogado deja patente muchas de las preocupaciones a las que se enfrenta una generación de abogados, pero también las oportunidades que encuentras si  haces las cosas de otra manera.

A este chico le pido solo una cosa más. Ayuda a tu despacho a ver las cosas de otra manera. Indúceles a ser más flexibles, a buscar la fluidez, la velocidad. Y a buscar su ventaja comparativa, que no competitiva. Y a buscar su propósito, su futuro.

Espero que disfrutéis leyéndolo. Yo lo he hecho.

Estimado Carlos,

Me llamo [*], y soy lector habitual de tu blog.

En primer lugar perdona que te escriba a tu correo del despacho, pero imagino que el correo del blog lo tendrás más que saturado, y temía por que no pudieras leerlo.

Únicamente quería agradecerte la gran labor que haces con tu blog, puesto que gracias a tu visión sobre que la profesión de abogado a evolucionado, y de que ya no solo vale con dar un excelente asesoramiento jurídico, si no que hay que potenciar también las dotes de vendedor y empatizar más con el cliente.

Me han valido para destacar en las entrevistas de trabajo, y conseguir un puesto como becario en una importante firma legal durante 6 meses, con posible ampliación a 2 años y consecuente mejora del contrato. Todo ello en una época en la que es bastante complicado encontrar trabajo en nuestro sector y más sin tener un CV brillante.

Por ello quería darte enormemente las gracias puesto que gracias a gente altruista y con experiencia como tú, nos servís de inspiración y guía a las nuevas generaciones especialmente en esta época difícil que nos ha tocado.

Como imaginarás soy licenciado en derecho, terminé la carrera el pasado mes de Diciembre y nada más terminar me fuí a Reino Unido a mejorar mi Inglés donde estuve 9 meses, trabajando de camarero y estudiando el ILEC (International legal english certificate) de Cambridge por las tardes. 

Cuando ya consideré que mi inglés era aceptable me volví a España y en poco más de mes y medio me salió esta oportunidad.

Por todo ello, quería animarte a que siguieras escribiendo y poniéndonos al día como lo haces en tu blog, ya que eres una fuente de inspiración para nosotros. 

Muchísimas gracias tío eres un crack, ejjejeje.

Saludos.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Carlos Caravaca Romero

En el mensaje del compañero Carlos – que no soy yo – veo cosas muy positivas, en primer lugar la humildad de contar una experiencia que conozco de primera mano. He desarrollado mi carrera durante un año en Londres, se perfectamente la situación a la que se enfrentan miles de jóvenes cuando deciden saltar el charco, vivir en UK, con el objetivo de mejorar personal y profesionalmente.

En segundo lugar se ha salido de su zona de confort, ha aprendido inglés, ha vuelvo más preparado, con una visión y experiencia en la retina inolvidable, habrá ganado en seguridad, autoestima y todo ello ha hecho seguramente que encontrara trabajo.

Enhorabuena Carlos, me quito el sombrero por gente como tú, la historia me es familiar. Muchas veces en la vida para dar saltos hacia delante hay que dar saltos de gigante hacia atrás, tu actitud y motivación son un ejemplo.

Un saludo

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*